Bloqueo a Reino Unido

Más de 3.000 camioneros españoles atrapados por el cierre con Reino Unido y sin respuesta de Sánchez

camioneros
Camiones

El cierre de fronteras decretado con Reino Unido tras la aparición de una nueva cepa de covid-19 ha dejado atrapados a más de 3.000 camioneros españoles en la entrada del Eurotunnel y en el puerto de Dover. Desde la Confederación Española de Transportes de Mercancías (Cetm) remarcan que la situación es insostenible y que se han puesto en contacto con el Gobierno de Pedro Sánchez para reclamar una solución, aunque por el momento no han tenido respuesta.

«Esto es una callada. Calculamos que más de 3.000 transportistas, junto con muchos más de otras nacionalidades se encuentran atrapados en las fronteras en una situación lamentable. La inmensa mayoría de ellos están atrapados en la carretera o incluso en un arcén. Además, teniendo en cuenta que ahora estamos en Navidad, hay un mayor número de transportes de lo habitual y muchos de los transportistas afectados no llegarán a pasar la Nochebuena con sus familias», destacan a OKDIARIO desde Cetm.

La nueva cepa de coronavirus ha disparado el temor entre los países de la Unión Europea (UE) a que el virus se extienda rápidamente, tal y como sucedió durante la primera oleada. De este modo, la mayor parte de los países ha optado en los últimos días por cancelar las comunicaciones con el país británico. Ante esta situación, la Comisión Europea (CE) pidió este martes a los países comunitarios mayor coordinación en su respuesta a la nueva cepa de coronavirus detectada en Reino Unido y que levantaran las prohibiciones de vuelos y trenes para asegurar que se pueden realizar viajes esenciales y que no se corta la cadena de suministros.

«Es necesario desbloquear esta situación inmediatamente. Los camioneros que están atrapados se encuentran aglutinados en malas condiciones, lo cual no es recomendable de cara a evitar una propagación del virus. Los transportistas afectados proceden de diversas comunidades autónomas y nos preocupa el estado de las mercancías que van en el interior de esos camiones y cómo pueden llegar a su destino final», añaden desde Cetm.

A última hora de este martes el Gobierno lanzó un comunicado donde destacaba que «el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación está trabajando con el Reino Unido y con Francia para facilitar el retorno de los transportistas y los ciudadanos españoles afectados por el cierre temporal de la frontera con Francia lo antes posible». Esta información se conoció después de saber que Francia abrirá fronteras tras exigir una PCR negativa a los transportistas que procedan de Reino Unido y no da respuesta a las peticiones que han llevado a cabo desde Cetm y otras asociaciones.

Y es que la Asociación de Empresarios de Transportes (ATFRIE) también ha exigido al Gobierno que intervenga ante el bloqueo que sufren los transportistas españoles en el Reino Unido para que puedan regresar a España. De este modo, el presidente, José María Arnedo Medina, ha apelado a la salud e integridad de los conductores y al desastre económico que implica la pérdida de productos perecederos de agricultores y comercializadores.

Brexit

Hay que tener en cuenta que otros de los factores que afecta a esta situación es el hecho de que nos encontremos a pocos días para que se produzca la ruptura comercial entre el país británico y la Unión Europea (UE). Actualmente ambas partes mantienen conversaciones a contrarreloj para desbloquear algunos de los principales escollos que hay que impiden que se produzca un acuerdo, como el acceso de la flota europea a aguas británicas.

«Muchas empresas y países han optado por adelantar los envíos para evitar posibles problemas una vez se materialice el Brexit el próximo 1 de enero. De este modo, se busca sortear la posible entrada en vigor de nuevos aranceles, y esto ha motivado que haya más transportistas de lo habitual. Además, los pedidos de la campaña de Navidad también han promovido esta situación», explican a este diario fuentes de Cetm.

Ante este colapso, Bruselas es consciente de que es importante tomar «medidas de precaución temporales rápidamente» para contener la propagación de esta nueva cepa por lo que cree que se deben «desaconsejar» todos los desplazamientos considerados no esenciales entre Reino Unido y los países de la UE. Sin embargo, cree también que las prohibiciones «generalizadas» de los vuelos y trenes que conectan Reino Unido con los países de la UE deben ser «retiradas», a la luz de la necesidad de garantizar que se puedan realizar viajes esenciales y de permitir que la cadena de suministro siga funcionando con normalidad.

El Ejecutivo español anunció este martes que la restricción para los vuelos y buques procedentes del Reino Unido entraba en vigor este martes a las 18.00 horas y se extenderá durante los próximos 14 días, aunque se permitirá la entrada de ciudadanos o residentes en España y Andorra. A pesar de esta situación, las restricciones no afectan a los conductores de las cabezas tractoras de la mercancía rodada, ni tampoco al personal aeronáutico necesario para llevar a cabo las actividades de transporte aéreo.

Del mismo modo, el Gobierno español contemplan otras exenciones relativas a transportes aéreos o marítimos de Estado, exclusivos de carga, emergencia o humanitarios, o a aquellos buques que hayan salido de un Puerto de Reino Unido antes del inicio de la restricción y que están volviendo a casa después de realizar su servicio. Pese a estos avances, miles de camioneros todavía no saben si podrán pasar las fiestas de Navidad con sus familias y el Ejecutivo de Sánchez todavía no ha dado respuesta a su llamada de auxilio.

Lo último en Economía

Últimas noticias