Recaudación tributaria

Hacienda infló los ingresos públicos en el programa de estabilidad que envió a Bruselas

Hacienda infló los ingresos públicos en el programa de estabilidad que envió a Bruselas
María Jesús Montero, ministra de Hacienda.

El Gobierno infló los ingresos públicos previstos en la Actualización del Programa de Estabilidad. Es la conclusión que se puede extraer de la comparación del diagnóstico de la Airef y el del propio Ejecutivo de Pedro Sánchez. A tenor de los datos que se conocen hasta el momento y de los distintos diagnósticos publicados, la conclusión es clara: el ministerio de Hacienda ha subestimado la caída de ingresos que se va a producir durante la crisis del coronavirus.

Por ejemplo, mientras que el Gobierno calcula que los recursos obtenidos en 2020 superarán el 40% del PIB, concretamente situándose los ingresos en el 41,2%, la Airef calcula en su escenario 1, que no contempla un rebrote en otoño, que la recaudación sólo se situará en el 39,5%. En su escenario 2, con un mes más de confinamiento después del verano, los ingresos serían del 39,4%, según este organismo.

La Airef cuestiona especialmente la caída de la recaudación del IRPF planteada por María Jesús Montero. Según el Gobierno sólo será del 2,4%, un porcentaje que ellos esperan que sea superior. En el caso del IVA avisan de que no es consistente la caída esperada en la recaudación del 5,2% mientras que se espera una caída del consumo privado de más del 10,2%. En las cotizaciones sociales la Airef también tiene «diferencias en la valoración de las medidas».

Sin embargo, la diferencia más significativa se observa al evaluar las principales figuras tributarias. Por ejemplo, el Ministerio de Hacienda calcula un desplome en la recaudación del IRPF del 2,4% pero la Airef estima que el desplome será del 6,6% en el mejor de los escenarios y del 9,9% en el peor, con un mes de confinamiento más en otoño.

En el caso del IVA la diferencia también es abrumadora. Mientras que el programa de estabilidad del Ejecutivo considera que la caída será del 5,2%. la Airef recuerda que la caída oscilará entre el 10% y el 15% por la caída del consumo.

La única opción que explicaría que la caída de la recaudación sea como la que dice el Gobierno es que se produzca una subida fiscal del IVA o del IRPF en los próximos meses, un escenario que hasta el momento niega.

Desplome de los ingresos en abril

Por el momento, los ingresos que recauda el Gobierno se están desplomando fuertemente como consecuencia de la crisis del coronavirus. La recaudación total del Estado se ha desplomado un 30,8% en abril en comparación con el mismo mes del año anterior. En el acumulado del año -teniendo en cuenta el desplome de los ingresos de enero a abril- la recaudación se ha desplomado un 4,4%.

Esto ha llevado a que el déficit del Estado en términos de caja -el que muestra la verdadera liquidez que hay en las arcas- se haya multiplicado casi por tres entre enero y abril con respecto al mismo periodo del año anterior. Concretamente el déficit ha pasado de los 8.496 millones de euros en los primeros cuatro meses de 2019 a los 23.220 este año. En porcentaje del PIB ya equivale al 2,08% del PIB frente al 0,68% del año precedente.

En términos de contabilidad nacional el déficit también ha pasado de 7.683 millones de euros a 19.929 millones, equivaliendo ya al 1,78% del PIB, según las estadísticas de Montero.

Todas las figuras impositivas se hunden en el mismo día que el Gobierno anunciaba una de sus promesas electorales que implican más gasto: el ingreso mínimo vital. Mientras que el Ejecutivo aseguraba que lanzaba una medida para acabar prácticamente con la pobreza extrema, las estadísticas de Hacienda mostraban que el IVA se desplomaba un 29,2% en abril -contando sólo con las operaciones interiores un 35%-; que el IRPF recaudaba un 13% menos y que el Impuesto sobre Sociedades metía en las arcas públicas un 69,5% menos que en el mismo mes del año anterior. Los impuestos especiales también han retrocedido un 7,7%, según las estadísticas del departamento que dirige María Jesús Montero.

En términos acumulados, el IVA se hunde un 4,7% hasta abril, el Impuesto sobre Sociedades restan dinero a las arcas públicas por lo que no se puede hacer una comparación con el año anterior (-2.697 millones de euros). El IVA entre enero y abril sigue creciendo un 2,9% pese al hundimiento del mes de abril, una tendencia que desaparecerá conforme avance el año. Mientras tanto, el Ejecutivo sigue apostando por fuertes medidas de gasto público, que está desbocado.

Lo último en Economía

Últimas noticias