Motor

El Gobierno se gastará 150.000 euros en contratar a KPMG para reindustrializar la planta de Nissan

Maroto eligió a KPMG para reindustrializar Nissan pese a que sacó un cero en captación de inversores
Maroto eligió a KPMG para reindustrializar Nissan pese a que sacó un cero en captación de inversores

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo -cartera de Reyes Maroto- ha contratado a KPMG Asesores S.L para llevar a cabo el servicio técnico para el asesoramiento del plan de reindustrialización de las plantas de Nissan en Barcelona -Zona Franca, Montcada I Reixax y Sant Andreu- por 150.000 euros. Una factura que tendrá que pagar el Gobierno ante la negativa del fabricante automovilístico a hacerse cargo de los gastos de contratar a una empresa externa para agilizar el proceso, tal y como avanzó OKDIARIO.

Así lo han confirmado fuentes de Industria a este diario, que han explicado que «el objeto del servicio consiste en una asistencia técnica de una entidad consultora, con experiencia en el análisis de alternativas de planes de reindustrialización llevadas a cabo por empresas nacionales e internacionales y, especialmente, en el sector de automoción, para la prestación de un servicio de asesoramiento especializado». Un proceso al que se han presentado tres compañías: KPMG Asesores S.L, YG Companies Consultores S.L y Peninsula Corporate Innovation S.L -excluida del proceso de licitación-.

«Ante la imposibilidad manifestada por el fabricante automovilístico Nissan de contratar la consultora, la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa de España dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, va a asumir la contratación de la misma».

El valor estimado del contrato se ha obtenido a partir de información del sector -en particular obtenida de la Central de Balances del Banco de España- de la que se ha obtenido que el coste salarial unitario medio por cada hora que se estima en 25 euros. Por su parte, las horas necesarias para el desarrollo del trabajo se estiman en 3.532 horas. Con ello el coste de la mano de obra será más de 88.000 euros con unos costes materiales de más de 10.000 euros, lo que se traduce en 98.900 euros de coste directo. Una cantidad a la que hay que sumar 91.500 euros de costes indirectos y 12.150 de beneficio industrial, lo que se traduce en valor estimado del contrato de 202.500 euros. Finalmente, según KPMG , el precio del contrato -el de adjudicación- ha sido de 150.000 euros.

El tipo de procedimiento para la adjudicación de este contrato es el procedimiento abierto, de conformidad con lo establecido en el artículo 156 de la Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público. Al no superar los umbrales establecidos en la sección 2a, del capítulo II del título preliminar de la Ley de contratos del Sector Público, no tiene la calificación de contrato sujeto a regulación armonizada.

Hasta diez meses de contrato 

Por su parte, la duración del contrato será desde la fecha de firma del mismo hasta el 30 de noviembre de 2021. El Ministerio de Maroto prevé cerrar la llegada de un nuevo inversor un mes antes del parón definitivo de los ensamblajes del fabricante japonés, a pesar de la ralentización del proceso que este lunes ha celebrado la quinta reunión del Comisión de Trabajo para la reindustrialización de Nissan.

«En esta Comisión las Administraciones públicas se comprometen a trabajar en un plan de reindustrialización que permita atraer alternativas industriales para mantener la actividad industrial, lo que implica analizar, evaluar, codecidir en su caso y realizar el seguimiento sobre un potencial Plan de reindustrialización, para lo que es preciso valorar las diferentes alternativas que se presenten», explica la Escuela de Organización Industrial (EOI).

«La Comisión de Trabajo para la reindustrialización de Nissan acordó la necesidad de contar con el soporte de una empresa consultora especializada y de solvencia contrastada para supervisar la entrada de un nuevo inversor con el objetivo de maximizar las líneas de trabajo que posibiliten una operación que cumpla con los objetivos acordados», explican. Una decisión que se tomó en la reunión del pasado 12 de noviembre en la tercera reunión integrada por la dirección de Nissan Motor Ibérica, la Representación de los Trabajadores y las administraciones públicas.

Objetivo: la reindustrialización

El Ministerio de Industria confirmó a este diario que Nissan no iba a pagar sus platos rotos. En concreto, explicó que «ante la imposibilidad manifestada por el fabricante automovilístico Nissan de contratar la consultora, la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa de España dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, va a asumir la contratación de la misma».

No obstante, esta resolución llega más tarde de lo que el Ministerio de Industria había prometido. El secretario general de Industria del Gobierno, Raül Blanco, anunció que el fin de la presentación de la oferta pública para el asesoramiento externo de la reindustrialización de Nissan terminaría el 10 de diciembre y a finales del último mes del año se conocería el nombre de adjudicataria. No obstante, hasta este lunes el Ministerio de Industria no ha dado a conocer cómo ha sido el proceso de licitación.

Lo último en Economía

Últimas noticias