Según un informe de Ernst & Young

Los fabricantes de automóviles logran un beneficio récord y Tesla se corona como el más rentable

fin coches combustión
Fabrica coches

Las empresas automovilísticas han registrado beneficios récords pese al contexto que sufre el sector, afectado por el impacto de la crisis de los semiconductores y los efectos derivados de la guerra de Ucrania. En concreto, las 16 mayores marcas obtuvieron un beneficio operativo total de 34.100 millones de euros en los tres primeros meses del año, lo que se traduce en un 19% más que en el mismo periodo del año anterior, tras alcanzar la mayor ganancia jamás obtenida en un primer trimestre. También creció la rentabilidad, con Tesla a la cabeza, seguido por las marcas alemanas.

A pesar de este beneficio, los fabricantes registraron una caída de las ventas del 11%, según un informe elaborado por Ernst & Young. Los mayores descensos de ventas se registraron en China, donde se desplomaron un 17%, seguido de Estado Unidos con un 16% y Europa Occidental con un 12%.

Por marcas, el mejor resultado en términos de ventas lo tuvo Volkswagen, con unos ingresos de 62.700 millones de euros, seguido de cerca por Toyota, con 62.200 millones de euros. También, los mayores beneficios en este primer trimestre los registró Volkswagen (8.300 millones de euros), seguido por Mercedes-Benz (5.200 millones de euros), con Toyota (3.600 millones de euros) en tercer lugar.

En términos de margen de beneficios, sin embargo, Tesla volvió a estar por delante: el fabricante californiano de automóviles eléctricos logró un margen del 19,2%, por delante de Mercedes-Benz (15%), Volkswagen (13,3%) y BMW (10,9%).

«Las cifras básicas para el primer trimestre son sobresalientes, pero la situación real en la industria automovilística es extremadamente tensa». Y añade que “las ventas de coches de gama alta y el incremento de los márgenes se debe, en parte, a la escasez de chips porque los semiconductores raros se instalan principalmente en automóviles nuevos grandes y caros; al mismo tiempo, los fabricantes apenas tienen que hacer reducciones de precios, ya que la demanda es mayor que la oferta», explica Xavi Ferré, socio responsable del sector Automoción y Transporte para el Área Mediterránea.

Según Ferré, los proveedores en el segmento premium, en particular, se benefician de esta situación excepcional: «Los coches nuevos de precio alto se están vendiendo bien y los proveedores premium actualmente están logrando márgenes importantes».

Perspectivas

Las esperanzas de los fabricantes descansan actualmente, sobre todo, en un mejor suministro de los semiconductores. «Si la situación de los chips realmente mejora lentamente en los próximos meses, esto podría conducir a un aumento del volumen de ventas, porque los fabricantes están registrando una alta demanda de coches nuevos», dice Ferré.

«Al mismo tiempo, sin embargo, el aumento masivo de los costes de la energía y de las materias primas también se reflejará en los balances de los grupos automovilísticos. Por lo tanto, es poco probable un mayor crecimiento de las ganancias, también en vista de la difícil situación que se vive en China», añade Xavier Ferré.

Además, según se desprende de este estudio de EY, es poco probable que el enfoque en los vehículos premium varíe mucho por el momento, con el cambio de los motores de combustión a los vehículos eléctricos. Al mismo tiempo, las previsiones apuntan a que los fabricantes están obteniendo mayores beneficios con los automóviles eléctricos. Además, especialmente en el segmento de precios más altos, muchos coches eléctricos nuevos y muy atractivos están llegando al mercado y, además, la demanda de estos es muy alta.

Lo último en Economía

Últimas noticias