Audiencia Nacional

Los exdirectivos de Iberdrola niegan ante el juez tener ninguna relación con Villarejo

Iberdrola del olmo
Sede de Iberdrola.

Los exdirectivos de Iberdrola imputados por el caso Villarejo Rafael Orbegozo y Francisco Martínez-Córcoles, han negado en la Audiencia Nacional tener conocimiento de las supuestas relaciones de la eléctrica con el comisario. Es más, el exjefe de gabinete de Iberdrola, Orbegozo, ha llegado a decir que Ignacio Sánchez Galán, el presidente de la compañía, tuvo noticia de las intenciones de Florentino Pérez de hacerse con el control de Iberdrola por lo que publicaba la prensa.

Este exdirectivo ha asegurado que se limitó a visar dos facturas que le vinculan con la empresa de Villarejo, Cenyt, porque él era el que tenía acceso a las agendas de la alta dirección, no a autorizarlas. En su declaración ante el juez Manuel García-Castellón, ha justificado esta actuación porque dichas facturas se referían a la seguridad de unos viajes y él se limitó a comprobar que esos viajes se habían realizado. Y ha añadido que ignoraba que estuvieran relacionadas con encargos al excomisario.

Esta versión contrasta con lo declarado en sede judicial por el exdirector de seguridad, Antonio Asenjo, que reconoció haber manipulado las facturas de modo que los conceptos no se correspondían con los servicios prestados. Según el auto de imputación, el objetivo era ocultar la participación en la ejecución de los trabajos de Villarejo, cuando aún se encontraba en situación de servicio activo en el Cuerpo Nacional de Policía.

Córcoles desconoce por qué aparece en los informes de Del Olmo

Por su parte, Martínez-Córcoles, exdirector general de negocios, ha hecho una declaración muy breve en la que ha asegurado desconocer por qué su nombre aparece en uno de los informes elaborados por José Antonio del Olmo (exdirector de control corporativo y principal testigo contra Galán) de diciembre de 2004, ya que él no estaba en la línea de mando que debía conocer la supuesta contratación de Cenyt y no era ese su negociado: en 2004, era director de generación de Iberdrola.

Dicho documento fue redactado por el Del Olmo, que a su vez figura como querellado en esta misma causa por Iberdrola por falsedad documental. Asimismo, fue condenado por un juzgado mercantil de Bilbao al considerar que «retiró ilegítimamente de la sede de la empresa estos documentos confidenciales y dispuso de ellos dándoles publicidad, depositando parte de la documentación en un notario, en diciembre de 2004, y revelando ilícitamente su contenido con el ánimo de perjudicar a la empresa».

Mañana, martes, es el turno del presidente de la compañía, Ignacio Sánchez Galán, que tendrá que acudir en persona a la Audiencia Nacional después de que el juez rechazase su solicitud de hacerlo por videoconferencia.

Galán y el resto de directivos y exdirectivos, así como Iberdrola Renovables, están acusados de cohecho activo, delito contra la intimidad y falsedad en documento mercantil, en una causa que data de finales de 2019, después de que se publicara que la multinacional española habría contratado a Villarejo.

Lo último en Economía

Últimas noticias