LOS CIERRES SE PRODUCIRÁN EN MAYO

Banco Sabadell comunica a sus trabajadores el cierre de 191 sucursales

Banco Sabadell
Edificio de oficinas de Banco Sabadell.
Comentar

Banco Sabadell tiene la intención de completar su plan de ajuste cerrando casi 200 oficinas en el primer trimestre de este año y otras tantas en el segundo trimestre; con lo que el ajuste quedaría completado al cierre del primer semestre de 2017, como ya adelantó OKDIARIO. Pues bien, según ha podido saber este periódico, la cúpula de la entidad ya ha anunciado a su plantilla el cierre de hasta 191 sucursales, entre las que destacan 42 en Alicante y 51 en Barcelona.

En total, casi 200 sucursales que se cerrarán en Alicante (42), Barcelona (51), Coruña (1), Orense (2), Almería (2), Gerona (4), Palencia (1), Asturias (13), Granada (1), Pontevedra (3), Ávila (1), Guipúzcoa (3), Sevilla (2), Baleares (5), León (1), Tarragona (1), Lérida (3), Toledo (1), Burgos (1), Lugo (2), Valencia (7), Cáceres (1), Madrid (14), Valladolid (1), Cantabria (1), Málaga (1), Vizcaya (8), Castellón (1), Murcia (11), Zaragoza (2), Córdoba (1) y Navarra (3).

Sabadell
El presidente de Banco Sabadell, Josep Oliú. (Foto: EFE)

Sindicatos como CGT ya han explicado que “parece un tremendo error el abandono de nuestra clientela en determinadas poblaciones y barrios de nuestras ciudades donde manteníamos una fuerte implantación (incluso un incumplimiento de las condiciones estipuladas en el regalo de la CAM a Banco Sabadell)”, por ello proponen aprovechar la situación para “fortalecer las plantillas de las oficinas que sobreviven, que ahora tendrán un aumento considerable de carga de trabajo nunca reconocida por las nefastas homologaciones que se realizan en el banco”.

De este modo, la entidad que preside Josep Oliú reducirá hasta un 12% las sucursales de su red, lo que podría suponer, según los sindicatos, la salida de entre 700 y 800 empleados. “No habrá ni ERE’s ni despidos. Reubicaciones la mayoría y absorciones. Es decir, que si alguien se va de la compañía, no se le cubrirá. No está previsto sacar el talonario en absoluto para reducir plantilla”, aclaran fuentes de la entidad, que reconocen que la mayoría de los 250 cierres que harán este año se producirán en el mes de mayo, e insisten en que se tratará de fusiones con otras oficinas y no sólo cierre por cese de operar.

Desde el mercado entienden que “todo ajuste, cuanto antes, mejor”, y explican que “los costes que acarrea una medida de este tipo repercuten directamente en los resultados, ya que no son recurrentes”, pero “el ahorro de costes que supondrán los cierres de oficinas se irán viendo con el tiempo”. Por eso, precisamente, desde Sabadell prefieren cerrar el proceso “cuanto antes”, para que los ahorros se puedan llegar a notar este mismo ejercicio.

2017 es un año complicado para Sabadell. Al efecto negativo que suponen los bajos tipos de interés para los bancos, a la entidad catalana hay que añadirle los costes derivados de la integración de su filial británica, TSB, y las repercusiones que el ‘Brexit’ pueda provocar sobre Banco Sabadell. De ahí la ‘urgencia’ para ‘sanearse’ lo antes posible. Aunque las fuentes oficiales del banco dicen “no tener constancia” de la existencia de un timing para cerrar el proceso de ajustes, sí reconocen que “cuanto antes se hagan este tipo de cosas, mejor”.

El Banco Sabadell, en este sentido, no ha sido capaz de mejorar sus resultados en 2016 y ha cerró el ejercicio con un beneficio neto atribuido de 710,4 millones de euros, tan sólo un 0,3% más que el contabilizado en 2015. Las provisiones que tuvo que realizar la entidad financiera para devolver a sus clientes las cantidades indebidamente cobradas por las cláusulas suelo hipotecarias y la caída de sus ganancias sin contar con la aportación del británico TSB han lastrado las cuentas del banco que preside Josep Oliú.

Según informó Sabadell en los estados financieros anuales remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el elemento positivo lo puso el margen de intereses (el que muestra la evolución del típico negocio bancario: prestar dinero y captar depósitos), que creció un 19,8% situándose en los 3.837,7 millones de euros. Sin embargo, el margen bruto se redujo un 0,1% y el neto un 15,8%. Estas cifras corresponden al total del grupo, incluyendo la actividad bancaria de la entidad británica TSB, integrada en Sabadell.

Si se excluye el negocio de TSB, entonces el beneficio atribuido de la entidad se reduce un 9,4%, para situarse en 531,1 millones de euros. No obstante, sin tener en cuenta el banco británico el margen de intereses creció un 4,6%, con 2.786,9 millones de euros a 31 de diciembre de 2016.

Últimas noticias