Coyuntura económica

La confianza del consumidor en la economía se hunde a niveles de 2012

consumidores confianza consumidores
Confianza de los consumidores (Foto: iStock)

El pesimismo se extiende entre los españoles. Lo confirma el dato de abril de la confianza del consumidor en la economía que se hundió hasta el nivel más bajo desde diciembre de 2012. El resultado se debe al empeoramiento de la valoración de la situación actual, en un mes marcado por el confinamiento y la paralización de las actividades no esenciales.

El índice de confianza del consumidor (ICC) publicado este martes por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se situó en 49,9 puntos, 13,4 puntos menos que en marzo y lejos de los 100 que marcan la diferencia entre una percepción positiva y negativa.

Según señala el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), los datos se han registrado en un entorno «especial y atípico», marcado por la crisis del coronavirus, lo que ha afectado a las expectativas de los consumidores en España, que han mostrado un consumo «anómalo» al haberse realizado el trabajo de campo entre el 15 y el 20 de abril, durante el periodo de confinamiento y del estado de alarma.

El hundimiento de la confianza en abril es el tercer retroceso consecutivo que acumula este indicador después de la caída de febrero y, sobre todo, de marzo, cuando la confianza se desplomó 22,4 puntos en el que fue el mayor recorte mensual de la serie histórica.

La disminución de la confianza en abril se debe al fuerte retroceso en 25,7 puntos del indicador de situación actual, hasta los 31,5 puntos, frente al retroceso de 1,1 puntos del índice de expectativas, que se situó en 68,3 puntos.

El descenso del indicador de situación actual se debe a la peor valoración que realizan los consumidores sobre el estado de la economía (-30,7 puntos), pero también sobre el comportamiento actual del mercado de trabajo (-27,6 puntos) y de la situación de los hogares (-18,8 puntos).

Por su parte, el indicador de expectativas cayó en abril 1,1 puntos en relación a marzo, hasta los 68,3 puntos, con diferencias en la evolución de sus tres componentes. Así, la valoración sobre la evolución futura de la economía presenta un descenso de 1,3 puntos, mientras que las valoraciones del mercado de trabajo caen 2,1 puntos. Por contra, la situación de los hogares se muestra prácticamente estable, con un ligero repunte de 0,1 puntos.

En términos mensuales, el CIS observa un descenso «muy importante» en las expectativas de consumo (-6,9 puntos) y de las expectativas de ahorro (-5,2 puntos). Los temores de inflación aumentan 1,3 puntos y las expectativas sobre un futuro aumento de los tipos de interés suben 3,6 puntos.

Baja 47 puntos en un año 

En relación con el mes de abril del pasado año la evolución es todavía más negativa que en términos mensuales, ya que la confianza del consumidor desciende en el último año 47,1 puntos, con una pérdida en términos absolutos para la valoración de la situación actual de 57 puntos y una bajada de 37,2 puntos para las expectativas.

El ICC recoge mensualmente la valoración de la evolución reciente y las expectativas de los consumidores españoles relacionadas con la economía familiar y el empleo, con el objetivo de anticipar sus decisiones de consumo.

El indicador recoge valores de entre 0 y 200, considerándose que por encima de 100 la percepción es positiva y por debajo, negativa.

Lo último en Economía

Últimas noticias