Resultados banca

Caixabank gana 1.985 millones gracias a las comisiones y a las participadas

El mercado recibe mal los resultados de la entidad con una caída del 6% a las 10 de la mañana CET

CaixaBank
Jordi Gual, presidente de CaixaBank y Gonzalo Gortázar, consejero delegado

El grupo Caixabank ha ganado 1.985 millones de euros en 2018, lo que supone un 17,8% más que el año anterior, en lo que supone sus primeros resultados anuales completos desde que el banco abandonó la sede histórica en Barcelona para trasladarse a Valencia.

Nada más abrir el mercado, los inversores parecen no haber visto con buenos ojos los resultados del banco, que se desplomaba un 6,27% minutos antes de las 10 de la mañana CET.

El banco ha cimentado sus mejores resultados en más comisiones, pues sus ingresos por este aspecto alcanzan los 2.583 millones, un 3,4% más respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. Sin embargo las comisiones bancarias y de valores han descendido un 2,2%, pero se han compensado por el aumento de las comisiones de fondos de inversión, carteras y sicavs, que suben un 12,6% por el incremento del patrimonio gestionado durante los primeros nueve meses del ejercicio, si bien la volatilidad de los mercados ha incidido negativamente en la evolución del patrimonio en el cuarto trimestre, en el que las comisiones por este concepto disminuyen un 2,8%.

Caixabank consigue mejorar su rentabilidad, con un ROTE (beneficio sobre el patrimonio tangible de la sociedad) que mejora hasta el 9,3%, y un ROTE recurrente del negocio bancario y asegurador que alcanza el 12,3%.

Las participadas de Caixabank suponen también una importante fuente de ingresos para el banco, pues contribuyen al grupo con un resultado de 54 millones que se ve impactado por el resultado negativo de 453 millones derivado del acuerdo de venta de la participación en Repsol.

Los ingresos procedentes del total de la cartera de participadas se sitúan en 972 millones, e incluyen los ingresos por dividendos, básicamente de Telefónica, y los resultados de las entidades valoradas por el método de la participación, como Erste Bank, SegurCaixa Adeslas, BFA y Repsol (sin el impacto de la venta de la participación).

Aumento del dividendo complementario

Por otra parte, el grupo bancario catalán ha anunciado que aumenta  un 13% el dividendo a cuenta de los resultados de 2018. Además, ha anunciado un cambio en el sistema de pago del dividendo, que pasará de ser en dos pagos como hasta ahora, a un único pago que se hará el próximo mes de abril y será de 17 céntimso brutos por acción, frente a los 15 céntimos abonados en 2017, lo cual supone este aumento del 13%.

Con este  aumento en la cuantía pagada a los accionistas, el banco pagará en dividendo hasta un 51% del beneficio de 2018. Para este año, la entidad se compromete a pagar hasta un 60% del beneficio neto a sus accionistas.

Caen las hipotecas

Las hipotecas, la mayor partida de préstamos de Caixabank ha caído un 23% durante el año 2018, debido a que es "una cartera madura que se va amortizando a pesar de que las nuevas hipotecas crecen", en palabras del consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar.

El banco ha tenido un aumento del 19% en crédito al consumo mientras que el crédito a empresas ha subido un 6%.

Lo último en Economía

Últimas noticias