Una de cada diez

Más de 156.300 empresas han echado el cierre desde que Sánchez llegó al Gobierno en junio de 2018

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez en sesión de control al Gobierno en el Congreso. (Foto: Congreso)

Más paro, más déficit, menos crecimiento económico… y más empresas cerradas. Este es el balance económico de los dos años que lleva Pedro Sánchez en el Gobierno, desde junio de 2018 cuando ganó la moción de censura contra Mariano Rajoy con el apoyo del PNV, Bildu y ERC. Desde el 31 de mayo y hasta el 30 de abril -último dato conocido- han cerrado en España un total de 156.305 compañías, un 10,3% de las que se encontró Sánchez cuando se instaló en Moncloa. Además, falta contabilizar este mes de mayo, afectado también por el confinamiento de la sociedad por la pandemia del coronavirus.

El 31 de mayo de 2018 había en España un total de 1.504.239 empresas en el régimen general con trabajadores, según los datos de la Seguridad Social. Dos años después, pese a que la economía ha ido creciendo hasta la mitad de marzo de 2020, la cifra se ha reducido hasta las 1.347.934. Son las citadas 156.305 menos, un 10,3% de descenso, una de cada diez. La cifra es inferior incluso a los peores años de la anterior crisis -datos a diciembre-. El año 2013 cerró con 1.373.495 empresas.

Más de 156.300 empresas han echado el cierre desde que Sánchez llegó al Gobierno en junio de 2018

Las cifras reflejan que la política económica de Sánchez no funciona -no están contabilizadas las empresas que han cerrado sus puertas por el coronavirus y que volverán a abrir en las próximas semanas, sino las que se han dado de baja de cotización-. Desde que llegó al Gobierno, en España hay más paro, más déficit público -incluso antes de la pandemia- y menos crecimiento económico. Y, más importante, menos tejido empresarial, clave para crear empleo, reducir la nómina de las prestaciones públicas -5.121 millones en mayo, récord absoluto-, y salir antes de la crisis.

Se une de esta forma Sánchez a la nómina de presidentes del PSOE que han aumentado el paro durante sus mandatos. Ya lo hicieron Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, y ahora, en sus dos primeros años en Moncloa, también lo ha hecho el actual presidente. Falta por ver su balance a final de su mandato.

Las de un trabajador, más perjudicadas

Se da la circunstancia además de que las empresas que más han sufrido son las más pequeñas, las que están registradas con un trabajador en las estadísticas de la Seguridad Social. Con Sánchez las pequeñas empresas sufren más y tienen que cerrar, mientras que las grandes compañías de más de 500 trabajadores son ahora más numerosas.

A cierre de abril de 2020, había en España 486.848 empresas de un sólo trabajador, frente a las 566.381 de mayo de 2018. Desde que llegó el PSOE al poder han echado el cierre 79.533 de estas pequeñas compañías, un 14% respecto a las que había hace dos años. De hecho, la cifra actual de este tipo de empresas es inferior a lo peor de la anterior crisis.

Mientras, las corporaciones de más de 500 empleados son más numerosas ahora que cuando Sánchez llegó al poder, según la misma fuente. En mayo de 2018 había en nuestro país 2.247 empresas de este tipo, frente a las 2.313 de abril de este año. Esto significa que el 51% de las empresas que han echado el cierre con el Gobierno socialista -en coalición con Podemos desde enero de este año- son de un sólo trabajador.

Paro y prestaciones

Aunque el coronavirus ha agravado la situación empresarial, ya antes de que explotara la pandemia a mediados de marzo el número de empresas había descendido respecto a mayo de 2018. Hasta el 1 de marzo, la cifra de compañías registrada en las estadísticas de la Seguridad Social era inferior a la de mayo de 2018, como se ve en el gráfico.

La consecuencia de este caos empresarial es más paro y más prestaciones públicas para los afectados. Este martes el Gobierno ha dado las cifras de desempleo de mayo, que han vuelto a subir pese a que normalmente se trata de un mes bueno para el empleo por el inicio de la temporada de verano del turismo.

El número de parados es de 3,85 millones, aunque con los afectados por los ERTE la cifra de prestaciones roza los seis millones de personas. La nómina para las arcas públicas supera los 5.000 millones en un sólo mes por primera vez, según ha destacado el propio Gobierno durante la rueda de prensa de presentación de los datos este martes.

Aunque la cifra se irá reduciendo en los próximos meses por la incorporación de más trabajadores que estaban en situación de ERTE a su puesto de trabajo por la reapertura paulatina de los negocios en España, la cifra de parados podría ir en aumento si se cumplen los pronósticos de los empresarios, que auguran que muchas empresas no podrán aguantar y tendrán que cerrar.

Lo último en Economía

Últimas noticias