Hay Brexit: el ‘yes’ provoca la mayor caída del Ibex en toda su historia

Hay Brexit: el ‘yes’ provoca la mayor caída del Ibex en toda su historia
laybrex

Los inversores se han despertado esta mañana con la noticia de que los ciudadanos británicos habían decidido que no quieren formar parte de la Unión Europea. Una noticia, que ha provocado una avalancha de órdenes de venta, no solo en los propios mercados financieros, sino también en depósitos y productos para el ahorro.

Con todo esto, las Bolsas se han comenzado a precipitar al vacío desde primera hora de la mañana, siendo el Ibex uno de los índices más castigados debido, fundamentalmente, al sector bancario y a la elevada exposición de las compañías españolas a Reino Unido. Así las cosas, el Ibex 35 ha protagonizado la mayor caída de la historia al retroceder un 12,35% hasta los 7.787 puntos.

Los inversores se han enfrentado en la sesión de hoy a una decisión que no se esperaba y que el mercado no recogía: la salida de Reino Unido de la Unión Europea. El Ibex ha sido el índice más castigado debido a varios factores. La gran exposición de las empresas cotizadas españolas a Reino Unido, la fuerza que tienen los bancos en el índice y, por supuesto, las elecciones que se celebrarán este domingo, que añaden más incertidumbre si cabe al contexto europeo.

El cierre en España fue un campo de amapolas, con todos los valores en rojo. IAG, muy lastrada por obtener sus ingresos en libras, se ha dejado un 26,86%; Bankia y Santander, han perdido un 20,78 y un 19,89% respectivamente. Mientras que el resto de grandes valores tampoco se han escapado de la virulencia de las ventas –BBVA (-16,18%), Telefónica (-16,12%), Repsol (-10,94%), Iberdrola (-10,2%) e Inditex (-6,8%)-.

La media de caídas en las principales plazas del Viejo Continente han sufrido su mayor caída desde 1987. Sin embargo, paradójicamente, la Bolsa de Londres ha sido de las que mejor comportamiento han tenido al caer ‘solo’ un 3,22%.

La libra cae un 9% y se queda en niveles de 2009

La libra esterlina finalmente ha moderado este viernes sus pérdidas y cotizaba en el nivel de los 1,36 dólares, después de haberse depreciado hasta un 12% a primera hora de la mañana, cuando se conoció la noticia de que el pueblo británico había decidido abandonar la Unión Europea (UE) en el referéndum de este jueves.

En concreto, la divisa británica cotiza actualmente un 9,3% por debajo de su cota máxima diaria, lo que representa su menor nivel desde marzo de 2009.

Los comunicados de los principales bancos centrales -Reserva Federal de EEUU (Fed), Banco Central Europeo (BCE) y Banco de Inglaterra (BoE)-, que han asegurado que «están preparados» para inyectar más liquidez en los mercados si fuese necesario, han contenido la depreciación de la libra tras los temores iniciales de los inversores.

De este modo, en el primer día de cotización tras el referéndum no se han cumplido las previsiones del inversor estadounidense de origen húngaro George Soros, que estimo que la salida de Reino Unido del ‘club comunitario’ podría causar una depreciación de la libra de entre el 15% y el 20%, pero su pronóstico podría materializarse si en los próximos días prosigue la incertidumbre.

Por su parte, el euro finalmente ha sufrido una caída del 2,1%, hasta situarse en el nivel de los 1,115 ‘billetes verdes’, por encima de los 1,09 dólares, su nivel mínimo diario.

Crece el apetito por los sectores refugio

La alta volatilidad y la elevada incertidumbre ha provocado un traslado de activos de la renta variable a la renta fija. Tanto es así que activos como el oro, que ha subido un 5% hasta los 1.320 dólares la onza, y el Bund alemán, que ha regresado a tasas negativas, han sido los activos con más compras de la sesión. Además, este rally en la deuda alemana ha elevado la presión sobre la primas de riesgo periféricas: el interés exigido al bono español a diez años supera el 1,6% y la prima de riesgo se acerca a los 170 puntos.

El mercado de commodities tampoco se ha salvado de la quema. El rally del dólar ha acelerado las caídas del petróleo y ha provocado la caída del barril de Brent, el de referencia en Europa, ha caído hasta los 48 dólares; mientras que el de tipo West Texas, de referencia en Estados Unidos, se ha abaratado hasta los 47 dólares.

Los expertos no recomiendan echarse las manos a la cabeza

Ángel Pérez, de Renta 4, explica que “la reacción ha sido demasiado exagerada, de pánico, consecuencia de la noticia. Hay que mirar los fundamentales de la compañía y no ponerse a vender a lo loco. Si la empresa en la que estamos invertidos es una buena compañía, estos niveles son bastante atractivos. Con la incertidumbre que hay, las valoraciones tienden a reducirse”.

Y esa es la tónica general en la que hablan los expertos. Los precios a los que cotiza la Bolsa, puede ser inmejorables. “Los precios de las compañías europeas ya estaban a buenos precios antes, ahora están a precios muy buenos. Hay muchas compañías infravaloradas que se pueden comprar perfectamente”, señala Javier Santacruz, socio director de China Capital. “Ahora no se sabe qué va a pasar, hay una serie de procesos que generan ciertas dudas. Pero a los niveles actuales pueden ser muy interesantes para entrar en compañías poco expuestas a Reino Unido, aprovechando las caídas de hoy”, insiste Ángel Pérez.

Victoria Torre, de SelfBank, ha señalado que “si la pregunta es si esta situación se prolongará, la respuesta es que no hay respuesta. Resulta complicado hacer predicciones sobre una situación tan novedosa y que puede conllevar tantas derivadas. Para empezar, habría que saber cuál será el modelo de salida y de nuevas relaciones futuras entre Europa y Reino Unido. Entre las alternativas, podrían estar los modelos que tiene firmados países como Noruega (más integrado) o Suiza, o incluso optar por una mayor independencia regida por los tratados de la Organización Mundial del Comercio. El impacto, claro está, no sería el mismo en este último caso que en el de adoptar una solución a la noruega, mucho más suave”.

Y concluye: “Los inversores han de aprender a convivir a partir de ahora con un prolongado periodo de dudas, preguntas, aprendizaje, redefinición… Durante un largo tiempo los mercados no volverán a ser los mismos”.

Lo último en Economía

Últimas noticias