Política monetaria

El BCE tranquiliza ante la subida del Euríbor: puede seguir con tipos negativos hasta 2027

Los problemas para el sistema financiero de los tipos de interés negativos pueden venir, reconoce la institución, pero todavía no hay ni rastro de los mismos. Por ello, seguirá con la práctica de los tipos por debajo de cero durante un tiempo indefinido más.

El BCE tranquiliza ante la subida del Euríbor: puede seguir con tipos negativos hasta 2027
Christine Lagarde, durante su primera rueda de prensa como presidenta del BCE

La crisis causada por la pandemia del coronavirus en todo el mundo ha tenido una derivada inmediata en la cotización del Euríbor a doce meses. Se acercaba a mínimos históricos (-0,362%) a principios de marzo pero dos meses después ha subido hasta el -0,078%, por encima del año pasado, como consecuencia de la mayor tensión en los préstamos entre bancos que son los que marcan la evolución del índice.

Sin embargo, el Banco Central Europeo (BCE) ha salido en tromba a tranquilizar a los hipotecados ya que la situación en los últimos dos meses no pinta bien, y alejar el horizonte de subidas.

«Hasta ahora no se observan signos de que el estímulo proporcionado por esta medida se haya agotado, ya que aparecen nuevos canales al tiempo que otros van desapareciendo», dice la entidad presidida por Christine Lagarde en su último boletín mensual.

Tal y como reconoce el banco hablando sobre el Eonia (el Euríbor a un día), «al final de 2024, la curva se sitúa 10 puntos básicos por encima del nivel actual del Eonia. En general, se mantiene por debajo de cero en los horizontes anteriores a 2027, lo que refleja la persistencia de las expectativas de los mercados de un período prolongado de tipos de interés negativos».

El BCE está encantado con los tipos bajo cero: han ayudado a subir la inflación y a favorecer el crédito, asegura

Es decir, el BCE reconoce que los mercados observan actualmente siete años de tipos negativos, porque este es actualmente uno de los instrumentos más poderosos que está utilizando la entidad para mantener la respiración asistida a una economía que ya estaba dopada antes del coronavirus y que lo estará si cabe aún más gracias a la creación de dinero del banco central.

La entidad con sede en Fráncfort tiene claro que los tipos negativos tienen múltiples ventajas: han contribuido a la estabilidad de precios, asegura, y además «son un incentivo para que los bancos comerciales aumenten la oferta de crédito con el fin de evitar el tipo negativo que se aplica al exceso de reservas en el banco central (exceso de liquidez)».

Por tanto, la previsión es que los tipos se mantengan negativos, aunque no se sabe si tanto como lo han estado hasta ahora debido a las mayores tensiones en el mercado.

Lo último en Economía

Últimas noticias