Trabajadores en ERTE

ArcelorMittal comienza a reincorporar a sus trabajadores en ERTE ante la recuperación de la demanda

ArcelorMittal comienza a reincoporar a sus trabajadores en ERTE ante la recuperación de la demanda
ArcelorMittal comienza a reincoporar a sus trabajadores en ERTE ante la recuperación de la demanda

Tras varios meses de parón en numerosas compañías como consecuencia del impacto del covid-19, muchas han comenzado a retomar poco a poco su actividad pese a la segunda oleada que vive la pandemia. En este contexto, la mayor empresa siderúrgica del mundo, ArcelorMittal, ha comenzado a sacar del Expediente de Regulación Temporal del Empleo (ERTE) a sus trabajadores ante un aumento de la demanda y la reactivación de algunas de sus líneas y plantas de producción.

De este modo, la reactivación el pasado 20 de septiembre de su planta de Sestao (Vizcaya) ha provocado que el número de empleados en ERTE de la compañía vaya descendiendo. A pesar de esta tendencia positiva, fuentes de ArcelorMittal destacan que «aún hay bastante incertidumbre sobre cómo evolucionará la demanda, cuándo se producirá la recuperación económica y especialmente cómo evolucionará la pandemia».

Además, la mayor siderúrgica del mundo ha planteado un recorte de 570 puestos de trabajo en Luxemburgo, aunque tal y como destacan las fuentes de la empresa a OKDIARIO, «por ahora no se están planteando estas reducciones en España.  Así, la decisión viene motiva por el incremento de la demanda de sus principales sectores, la automoción, industria y utillajes. La carga de trabajo está asegurada por lo menos durante el próximo trimestre, hasta finales de año, aunque posteriormente después deberá analizarse cómo quedará con vistas a 2021.

De esta forma las instalaciones de Sestao pasan a un ritmo de trabajo normalizado, con turnos de mañana, tarde y noche durante toda la semana, con turnos para los trabajadores de seis días en activo y cuatro días de descanso. Con la programación anterior la factoría funcionaba a un ritmo inferior, en el que operaban sólo por las noches y los fines de semana para aprovechar las tarifas eléctricas más baratas.

Otro de los países donde la siderúrgica mantiene centrada su intención es en Italia. Y es que la compañía tiene que renovar el acuerdo que tiene con el Gobierno transalpino para el control de la planta de Ilva, en Tarento, antes del próximo mes de noviembre. Allí ha planteado al Ejecutivo la necesidad de recortar puestos de trabajo para poder continuar con su actividad.

Venta en EEUU

ArcelorMittal ha acordado recientemente la venta de su división en Estados Unidos a Cleveland-Cliffs por un importe de 1.400 millones de dólares (1.204 millones de euros). Esta noticia disparó las acciones de la compañía en Bolsa, que acumulan una subida superior a un 11% en la última semana. A pesar de esta buena tendencia, las acciones de la cotizada acumulan un desplome en el parqué español en lo que va de año que supera el 25%.

En concreto, aproximadamente un tercio de la contraprestación por la operación es en efectivo por adelantado, 505 millones de dólares (434 millones de euros), mientras que los dos tercios restantes se concretan a través de 78,2 millones de acciones ordinarias de Cleveland-Cliffs con un valor de 500 millones de dólares (429 millones de euros) y acciones preferentes sin derecho a voto canjeables por aproximadamente 58 millones de acciones ordinarias de Cleveland-Cliffs con un valor agregado de 373 millones de dólares (320 millones de euros) o una cantidad equivalente en efectivo.

Una adquisición que provocará que Cleveland-Cliffs se convierta en el primer fabricante de acero laminado plano de Estados Unidos con un volumen de producción de 17 millones de toneladas, según los datos de 2019. Además, será el principal productor de Norteamérica de pellets de minera de hierro.

En el conjunto de 2018 y 2019, la división estadounidense de ArcelorMittal contabilizó unos ingresos de 10.400 millones de dólares (8.937 millones de euros), así como un resultado bruto de explotación (Ebitda) de entorno a 700 millones de dólares (601 millones de euros). La compañía opera en el país seis siderurgias, ocho líneas de acabado, dos operaciones de minería de hierro y peletización y tres plantas de carbón y coque.

Lo último en Economía

Últimas noticias