Apple

La caída de ventas del iPhone hace perder a Apple 60.000 millones en Bolsa y desata el pánico

unboxing
iPhone

Apple se ha desplomado a sendos lados del Atlántico tras anunciar un desplome en las ventas del iPhone que propiciará que no se cumplan los objetivos de ingresos para el primer trimestre fiscal.

Apple desató este jueves el pánico en Wall Street tras revisar a la baja el día antes sus expectativas de ingresos para el primer trimestre del año fiscal por el desplome en las ventas del iPhone. Su CEO, Tim Cook, indicó que en los tres primeros meses de su nuevo ejercicio fiscal esperan recaudar 84.000 millones de dólares, muy por debajo de los 93.000 millones que pronosticaron con anterioridad. El mercado, como no podía ser de otra manera, ha castigado a sus títulos a sendos lados del Atlántico.

Apple cotiza con caídas del 10% en Europa -está en el parqué alemán- y superiores al 8% en Wall Street. “Aunque anticipábamos algunos retos en mercados emergentes clave, no fuimos capaces de ver la magnitud de la desaceleración económica, particularmente en China. La mayoría de nuestra rebaja en cuanto a ingresos previstos ha ocurrido en China con respecto al iPhone, Mac e iPad”, apuntó Cook sobre las malas perspectivas anunciadas.

Pinchas Cohen, analista de Investing.com, explica que “es la primera vez en doce años que Apple reduce sus previsiones y, por primera vez en 20 que rebaja sus previsiones de ingresos”. “Desde el máximo que alcanzó el 3 de octubre en los 233,47 dólares a sus mínimos del 24 de diciembre, en los 146,5, el precio de la compañía ha bajado un 36,54%, hasta los 85,32 dólares. El valor se encuentra claramente en un mercado bajista y obvio que, a medio plazo, no parece que la tendencia vaya a cambiar. Sin embargo, tras una caída tan pronunciada, podríamos ver un repunte potencial al final de la corrección. Si el mercado norteamericano sigue cayendo, es lógico pensar que las acciones de Apple también lo harán. Pero si no fuera así, no sería sorprendente que la compañía representara una buena oportunidad de compra a corto plazo, teniendo en cuenta además que las malas noticias ya se recogen todas en el precio”, continúa el experto.

“Un precio que podría atraer demanda sería el de los 130 dólares. Es un precio que ya se probó en 2015, cuando los inversores se vieron desilusionados con el Apple Watch, que no se convirtió en el producto estrella que muchos esperaban tras el iPhone. Sus acciones bajaron entonces un 33% entre mediados de 2015 y mediados de 2016. Sin embargo, la noticia de que la compañía había vendido millones de iPhones volvió a equilibrar el ratio oferta/demanda. Ese fue el catalizador principal que llevó al valor al nivel de los 133 dólares y que pasó de ser resistencia a convertirse en soporte”, concluye.

Sergio Ávila, de IG, recuerda que “Apple hizo un profit warning, bajó sus previsiones de ingresos por las débiles ventas en China en medio de la guerra comercial, lo que provocó que las acciones cayeran un 8%. Este hecho ha vuelto a aumentar las preocupaciones por la desaceleración del crecimiento global y ha provocado un desplome en el mercado de divisas, siendo el yen japonés el activo que actuó como refugio”.

Varios expertos advierten de que Apple está siendo vulnerable a la guerra comercial entre Estados Unidos y China debido a que estas tensiones podrían hacer que los compradores chinos se decantaran por marcas nacionales en lugar de estadounidenses, como Oppo, Huawei o Xiaomi.

Últimas noticias