Alberto Garzón al frente

El ambiguo Ministerio de Consumo: pocas competencias y sin capacidad para sancionar

El ambiguo Ministerio de Consumo: pocas competencias y sin capacidad para sancionar
Ambiguo-Ministerio-Consumo-ECONOMIA-interior

“El nuevo Ministerio de Consumo puede ser tan amplio como se quiera o tan vacío de contenido como se desee”, lo dice Juan Abellán, profesor de EAE Business School y resume a la perfección la naturaleza ambigua del nuevo Ministerio de Consumo. Una cartera sin apenas competencias -casi todas están transferidas a las comunidades autónomas- y sin capacidad para imponer sanciones.

Será el primer Ministerio de Consumo de toda la historia de España y estará dirigido por Alberto Garzón, coordinador general de Izquierda Unida y militante del Partido Comunista. Un ministro que defiende el modelo de consumo de Cuba y que admira a Fidel Castro, controlará y decidirá los derechos de los consumidores de todo el país.

“El nuevo Ministerio tendrá gestión sobre competencias de los ministerios de Sanidad y Consumo y el de Hacienda. Uno en lo relativo a comercio interior y los derechos de los consumidores, si bien en gran parte está cedido a las comunidades autónomas (horarios de aperturas, etiquetados, etc.), y otro en lo relativo al juego”, dice el profesor de EAE Business School. Por el momento, Moncloa ya ha confirmado que escindirá las competencias de consumo que estaban incluidas en el Ministerio de Sanidad como una dirección general. 

“Hay que tener en cuenta que las competencias delegadas a las autonomías son muchas y muy amplias y que es competencia de organismos como Comisión Nacional Mercado Valores (CNMV), Dirección Gral. de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) y el Banco de España, que son los responsables y competentes del comercio del dinero y el seguro, hoy más en la órbita europea que nacional”, dice el experto. De hecho, la amplia descentralización autonómica ha hecho «intervenir en conflicto con la administración central en más numerosas ocasiones al Tribunal Constitucional».

En cuanto a las sanciones, y según la actual Ley de defensa de los consumidores, Consumo no tiene capacidad para imponer sanciones económicas -el poder recae en las comunidades autónomas- Precisamente, las asociaciones de consumidores ya han pedido a Garzón que modifique y endurezca la actual norma para, entre otras cosas, actuar contra las grandes multinacionales.

El juego

Uno de los pocos campos en los que podrá legislar el nuevo ministerio de Garzón será en el juego. En concreto, las casas de apuestas. “Todo lo que se haga para luchar contra de las casas de apuestas, la ludopatía o el juego infantil les va a dar muy buen nombre y, precisamente, el Gobierno busca tener nombre en ese sentido. Por ahí pueden obtener un rédito bastante importante”.

Eso sí, el experto asegura que el nuevo Ejecutivo no va dejar en manos de Garzón el organismo de Loterías y Apuestas del Estado puesto que es “la empresa estatal más rentable que hay, y se va a quedar en Hacienda”. El nuevo ministerio será descafeinado, con poco presupuesto y poca incidencia en materia económica.

Lo último en Economía

Últimas noticias