¿En qué consisten las criptomonedas?

Criptomoneda
(Foto: iStock)

Durante los últimos meses, hemos oído hablar sobre bitcoins. El espectacular crecimiento de su valor durante los últimos años ha puesto esta criptomoneda en el centro del debate. Pero ¿qué son las criptomonedas? ¿Para qué sirven?

Una criptomoneda (en inglés crytocurrency) son monedas digitales que se utilizan para realizar intercambios. A diferencia de las divisas tradicionales, no existe un banco central que las regule, sino que funcionan de forma totalmente descentralizada. Sus defensores aseguran que son una forma de “escapar” del control de los grandes poderes financieros y de “democratizar” la economía dado que no existe ningún tipo de intermediario al realizar la transacción. Las monedas se guardan en un “monedero digital” que, a partir de una serie de códigos, buscan transmitir seguridad a sus poseedores.

Se trata de un concepto muy reciente que se extendió especialmente a partir del crack de Lethman Brothers en 2008. A partir de este hecho, empezaron a salir al mercado distintas criptomonedas, entre ellas bitcoin. Aunque en un principio era muy complicado poder realizar pagos con ellas, cada vez más comercios (especialmente electrónicos) lo aceptan.

Así pues, su uso, sin ser generalizado, incrementa con el paso del tiempo. Bitcoin, concretamente, ha conseguido realizar el salto al mundo “físico”. Un ejemplo lo encontramos en la compraventa de un piso en Tarragona, que se realizó con esta moneda.

¿Qué criptomonedas existen?

Las divisas de este tipo más utilizadas son las siguientes:

  •  Bitcoins: es la más reconocida y utilizada en la actualidad. Fue creada por el
    japonés Saitoshi Nakamoto. Es la que tiene un valor más alto.
  • Éter: se trata de otra moneda que cada vez gana más peso en las transacciones. Dispone de un sistema de transmisión muy seguro y hasta incorpora la posibilidad de realizar contratos para intercambios que se lleven a cabo mediante esta moneda. Ahora bien, su finalidad parece ser ir más allá de ser una simple moneda: su plataforma tecnológica (Ethereum) permite desarrollar y programar distintas aplicaciones.
  • Ripple: es la moneda virtual que utilizan las entidades financieras en sus
    transacciones. Cuenta con la principal ventaja que pueden escapar de los
    distintos reguladores estatales y realizar cualquier operación de una forma más rápida de la habitual.
  • Litecoin: se trata de una moneda que tiene un funcionamiento prácticamente igual que bitcoin, con la diferencia que su límite de operaciones es más alto (84 millones enfrente a los 21 de la Bitcoin, hasta cuatro veces más).
  • Dogecoin: es una moneda que, aunque mueve una gran cantidad de
    transacciones diarias, éstas son de menos valor. Por lo tanto, su cotización es inferior a las anteriores. Se utiliza especialmente para remunerar a los proveedores de contenidos.
  • Dash: la particularidad de esta moneda es que no queda registro de aquéllos que realizan la transacción. En los otros casos, aunque se asegura un anonimato, las transacciones sí quedan registradas. En este caso, pero, se borran completamente. De esta forma, queda salvaguardada de posibles ataques informáticos.
Comentar

Últimas noticias