Economía

Elvira Rodríguez presidirá Tragsa, la empresa condenada por pagar ilegalmente a miembros de UGT

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez.

La expresidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, se va a convertir en presidenta de la sociedad estatal Tragsa en el plazo de un mes. La empresa pública dependiente de la SEPI ha sido condenada por pagar de manera ilegal salarios a liberados sindicales de UGT, como desveló OKDIARIO. La gestión de la exministra de Medio Ambiente con Aznar al frente de la CNMV ha sido puesta en entredicho en varias ocasiones por casos como el de Abengoa, Pescanova o Gowex.

El consejo de administración de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), dueña de Tragsa, ha aprobado el nombramiento de Rodríguez como consejera, “de acuerdo a los estatutos del organismo, para dentro de un mes ser nombrada presidenta”, confirman a OKDIARIO desde la SEPI. De esta manera, la expresidenta del organismo regulador será designada en un primer momento consejera de la pública para más tarde sentarla en el sillón de presidencia. Rodríguez tiene derecho a percibir tras su cese indemnizaciones del 80% de su salario durante un máximo de 2 años, el plazo que fija la ley para sus incompatibilidades.

El mandato de la exministra con José María Aznar acabó en el mes de octubre y, desde entonces, mucho se ha especulado con el destino de Rodríguez. Se habló de la presidencia de la propia SEPI, aunque el organismo público dispone de acciones en compañías como Indra, REE, IAG o Enagás, un hecho que complicaba su llegada a la estatal. La expresidenta de la CNMV sustituirá en el cargo a Miguel Giménez de Córdoba Fernández-Pintado.

Elvira Rodríguez, que tomó el cargo en la CNMV en 2012, ha tenido que enfrentarse a feroces críticas por varios casos empresariales que le han estallado sin contemplaciones. El supervisor ha tenido problemas de solvencia de compañías tan fuertes como Pescanova o Abengoa, así como el asunto de las preferentes de Bankia o el escándalo de Gowex.

Tragsa condenada por el pago ilegal a liberados de UGT

Eso sí, Rodríguez va a tener que enfrentarse a varias patatas calientes que están sobre el tejado de Tragsa. Los tribunales han dictado una sentencia escandalosa que pone al descubierto una forma de financiación irregular del Grupo Tragsa al sindicato UGT, según la cual se pagaba el salario de varios liberados sindicales de UGT con dinero de esta empresa pública.

La sentencia, a la que ha tenido acceso OKDIARIO, sostiene que los trabajadores mantenían “una relación laboral con el sindicato”, pues tal y como ha quedado acreditado, “el demandante no prestó servicios para ninguna de las grandes empresas constructoras demandadas, aunque recibiera de ellas una retribución, y que los servicios efectivos los prestó en el Sindicato UGT desde el 1 de octubre de 1994, percibiendo por ello también unas cantidades en concepto de dietas que encubrían una retribución salarial, no habiendo formado parte de ningún comité de empresa ni ostentado cargo de representación sindical desde el 27 de junio de 1998, por lo que se estaría ante un supuesto de cesión ilegal de trabajadores”, recoge la sentencia. Hablando en plata, el modus operandi del sindicato era dar de alta en el Grupo Tragsa a empleados que realmente trabajaban para UGT.

Desde la SEPI, que ostenta el 51% de las acciones de Tragsa, han declinado hacer valoraciones sobre esta condena a la pública. 

Grupo Tragsa, forma parte de la familia de empresas de la SEPI y tiene una plantilla que asciende a algo más de 11.000 profesionales. Está constituido por Empresa de Transformación Agraria (Tragsa), la empresa matriz fundada en 1977 para la ejecución de obras y servicios de desarrollo rural, conservación medioambiental y actuaciones de emergencia. La primera filial fue Tecnologías y Servicios Agrarios(Tragsatec), creada en 1989 para la realización de proyectos de consultoría e ingeniería y Colonización y Transformación Agraria (CYTASA) constituida en Paraguay en Noviembre de 1978.

Tragsa consiguió contratos en 2015, las últimas cuentas disponibles de la empresa, por un valor de 837,5 millones de euros, 41,4 millones más que en 2014, y una cifra de negocio de 891,4 millones. En cuanto a ingresos, Tragsa representa más del 20% de los de todas las empresas que forman la SEPI.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies

x
¿Te gusta?