Liga Santander: Eibar - Barcelona

El tridente es un tsunami

El Barcelona se goleó al Eibar (0-3) gracias a los goles de Griezmann, Messi y Luis Suárez

El galo encarriló el partido en la primera parte y Messi sentenció tras el descanso con un gol y asistencia a Luis Suárez

barcelona
El Barcelona goleó al Eibar en Ipurúa.

El tridente del Barcelona sí es un tsunami. El Barcelona demostró que va a por la Liga con una solvente victoria (0-3) ante el Eibar en un duelo donde el conjunto vasco puso la intención y los culés la eficacia. Griezmann en la primera parte encarriló el partido y Messi, con un gol y una asistencia a Luis Suárez, lo sentenció tras el descanso. El equipo de Valverde dio un golpe sobre la mesa y mete presión al Real Madrid.

El Barcelona se plantó en Eibar después de una semana de altas revoluciones en las calles de la Ciudad Condal. Ello obligó al equipo de Valverde a romper con lo cotidiano y poner rumbo al País Vasco un día antes de los previsto y hacer dos noches fuera de una ciudad sitiada por el independentismo. Con todo ello en la cabeza, Leo Messi y compañía se pusieron el traje de visitante que no les quedó bien en las salidas a San Mamés y Los Cármenes. Además, este sábado visitaban un estadio coqueto pero muy peligro. Iba a ser la lucha del vértigo contra el temple.

Y eso se pudo comprobar en los primeros minutos, donde el Barcelona se quedó a dos toques certeros de disponer de una gran ocasión y después Orellana mandó un centro envenenado que estuvo a milímetros de encontrar una cabeza que mandara el balón al fondo de la red. Esto era una ruleta rusa y en la locura siempre suele reinar el equipo que más munición tiene. Este iba de amarillo y era el Barcelona.

Con la santa premisa de Mendilibar de meter velocidad en las bandas y buscar el centro, el Eibar estuvo a punto de hacer el primero cuando Lenglet casi introduce el balón en su portería después de un buen balón de Cote al segundo palo. Minutos después, el lateral zurdo volvió a hacer daño en la banda derecha culé y puso un buen balón que Pedro León mandó alto cuando lo tenía todo a favor. Pero cuando mejor estaba el Eibar, De Blasis se resbaló y el error lo aprovechó Griezmann para plantarse solo ante Dimitrovic y hacer el primero del Barcelona.

Pero el tanto culé no hizo que cesara el empeño del Eibar, que con más fuerza que maña intentaba ganar yardas y acercarse a la portería de Ter Stegen. Cote lo intentó y algún centro cayó pero todo era fogueo. El Barcelona estaba donde quería y tampoco tenía que hacer grandes alardes para ello. Con estar serio le bastaba. Es más, Messi tuvo la sentencia en sus botas pero Dimitrovic le venció en el mano a mano, algo que no suele ocurrir cuando el argentino se planta solo delante de un portero.

Messi sentencia tras el descanso

Tras el descanso, el Eibar siguió con idéntica intención de presión y centros laterales mientras el Barcelona esperaba su oportunidad. Esta llegó pero el buen gol de Luis Suárez fue anulado por fuera de juego. Lo era. El segundo no subió al marcador pero el conjunto culé había vuelto a demostrar que penalizaría cualquier fallo del equipo armero. Y eso ocurrió a la hora de partido cuando Messi se volvió a plantar ante Dimitrovic. Y esta vez no fallaría. Primero tocó Suárez, después Griezmann y el argentino se movió dentro del área como él solo sabe hacer para sentenciar el partido.

Y aún habría más fiesta culé, ya que el tridente volvió a aparecer para hacer el tercero. Griezmann filtró un buen pase a Messi y este, en lugar de anotar su segundo, se la regaló a su amigo Luis Suárez para que este hiciera el tercero del Barcelona. Jaque mate. El resto sobraba. Los tridente culé sacó músculo en Eibar y avisa de que va a por la Liga.

Lo último en Deportes

Últimas noticias