Se impuso en tres sets (6-1, 6-0 y 6-3)

Nadal barre a McDonald y ya está en tercera ronda de Roland Garros

Rafael Nadal barrió de la pista a Mackenzie McDonald (6-1, 6-0, 6-3) y entra en la tercera ronda de Roland Garros. El manacorense fue muy superior a su rival y en menos de dos horas solventó la papeleta en su segunda cita en París

Nadal
Nadal celebra la victoria en Roland Garros. (Getty)

No hay condiciones adversas que puedan frenar la mejor versión de Rafael Nadal en Roland Garros. El tenista español es un jugador prácticamente imbatible en tierra batida cuando se encuentra a pleno rendimiento, y en el momento en que, dadas estas circunstancias, se encuentra un rival de nivel claramente inferior, el resultado es sonrojante. Rafa ya está en tercera ronda en París después de barrer de la pista (6-1, 6-0, 6-3) al semidesconocido Mackenzie McDonald, un juguete en las manos de un Nadal que dio las mejores impresiones en su segunda cita en el torneo.

La pista central de Roland Garros volvía a abrirse para Rafa Nadal, de nuevo aliado con el tiempo para poder disputar el encuentro outdoor, lo cual siempre favorecerá a sus condiciones. Enfrente del manacorense un Mackenzie McDonald que, al igual que Gerasimov, juntaba su condición de desconocido en el cuadro con su preferencia por las pistas rápidas. La victoria de Nadal se daba prácticamente por hecha y lo abultado del resultado se decidiría por el nivel mostrado por el balear.

Mucho más cómodo que en el primer partido, sobre todo en el contacto con las polémicas pelotas Wilson, Nadal no tardó en romper el servicio de su rival, en lo que sería el inicio de un parcial demoledor que iba a condicionar el encuentro. Tras el segundo juego de partido, McDonald no iba a volver a saborear las mieles de un mínimo triunfo hasta el tercer set, o dicho en números, un 6-1 y un 6-0 campaban a sus anchas en el luminoso en una hora escasa de partido.

Se agradecía el juego de Nadal, que combinó efectos liftado y cortado e hizo gala de una rapidez de piernas que será clave en los encuentros decisivos de torneo, y también era digna de mención la respuesta del escaso público presente en la Chatrier, pero que ya representa una novedad en comparación con eventos tenísticos –y deportivos– anteriores. La grada volvía a estar rendida a Rafa, una costumbre inevitable aun en París, donde no siempre se ha sabido admirar el histórico rendimiento del español.

Cierre de nivel, victoria de Nadal

Ya en el tercer set, McDonald decidió que estaba cansado de ser sólo la víctima en el show de Rafa y se soltó sobre la pista, demostrando que su juego daba para mucho más de lo mostrado. Mackenzie es un tenista fuera del canon, sólido en todos sus golpes y capaz, a pesar de lo que dicen los resultados, también de rendir sobre tierra. Se llevó un break por el camino pero pudo lograr –muchos– más juegos que en los parciales anteriores.

El resultado, como se daba por hecho, iba a ser de victoria y abultada de Nadal, pero su rival al menos se marchó con cierto sabor de boca positivo, compartiendo sensaciones con un Rafa cuya progresión parece no haber hecho más que empezar. El gran favorito al título sigue avanzando y ya está en tercera ronda, donde espera –para el viernes– al ganador del duelo entre Nishikori y el italiano Travaglia.

Lo último en Deportes

Últimas noticias