MotoGP

Cuatro razones por las que Jorge Lorenzo puede ser campeón del mundo este año

Lorenzo
Aunque se encuentra a 49 puntos de distancia del liderato, Jorge Lorenzo todavía puede pelear por ser campeón del mundo este año con la Ducati. (Getty)
Comentar

La explosión de Lorenzo con la Ducati le convierte en candidato a todo este año

Lleva dos victorias consecutivas y está a 49 puntos del flamante líder, Marc Márquez

Jorge Lorenzo y Ducati son ya un matrimonio perfecto, lo que no va a impedir que la historia acabe en divorcio. Sin embargo, el piloto aún puede entrar en la historia de la marca italiana logrando el mundial de este año, algo harto complicado por los 49 puntos de desventaja que tiene con Marc Márquez. Sin embargo, Lorenzo es un súper clase en el que hay que confiar por razones como las que te vamos a dar a continuación.

Adaptación a la Ducati

Le ha costado más de lo que él mismo pensaba, pero ver pilotar ahora mismo a Jorge Lorenzo la Ducati es un ejercicio de belleza extrema. No hay nadie en el mundial con una conducción tan fina y dulce como la del balear, que ha logrado adaptar tales características a un potro salvaje como la Desmosedici. Y cuando Lorenzo logra eso, es candidato a todo.

Fortaleza mental

Pocos pilotos hay en el paddock de MotoGP tan cabezotas -en el buen sentido de la palabra- como Jorge Lorenzo. Incluso en los peores momentos, el piloto ha confiado en sí mismo. Ahora puede que diga que ni siquiera piensa en el mundial por la diferencia con el líder, pero en su interior seguro que sueña con despedirse en lo más alto de su aventura con Ducati.

La Ducati, más completa

Desde la llegada de Lorenzo a Ducati, la moto roja ha ido poco a poco convirtiéndose en una montura más completa. Curiosamente, en este mismo tiempo Yamaha se ha ido hundiendo poco a poco, demostrando que la capacidad técnica del español es uno de sus principales puntos a favor. Circuitos como Sachsenring o Phillip Island pueden plantear dificultades, pero en el resto la GP18 estará para ganar.

Remontar lo que nadie creía posible

Los grandes deportistas viven de retos, y el de esta temporada es de órdago para Jorge Lorenzo. Haber estado hundido en la general y acabar ganando el campeonato del mundo es algo que sería recordado para siempre, más si cabe si se logra vestido de rojo Ducati. El balear es de esos que le gusta entrar en los libros de historia, y seguro que piensa en esta posibilidad.

Últimas noticias