Tour de Francia: Etapa 6

Mikel Landa pone picante al Tour y Geraint Thomas demuestra que es el favorito

La Planche des Belles Filles destapó las cartas de una buena parte de los favoritos a ganar el Tour de Francia. La primera llegada en alto encumbró a Geraint Thomas y Thibaut Pinot como los más fuertes entre los gallos, mientras que Mikel Landa se llevó el premio a la valentía rompiendo la monotonía en el grupo en los últimos kilómetros.

Teuns y Ciccone, los dos fugados que llegaron a la meta en una cuesta del 21%, se repartieron los premios del día con el primero siendo el ganador de la etapa y el segundo convirtiéndose en el líder de la carrera, pese a que buscaba el maillot de puntos rojos de la montaña.

El Quick Step permitió a la fuga marcharse hasta a los 8 minutos. A 50 kilómetros de meta, Movistar decidió acabar con la marcha cicloturista y poner un ritmo más elevado a la carrera. Pese al empeño del equipo telefónico, la victoria estaría en la fuga y los favoritos tendrían que conformarse con las migajas.

A cuatro kilómetros de meta, Mikel Landa desató las hostilidades con un demarraje que le distanció casi medio minuto con los favoritos. El Ineos no dominaba como antaño el Sky y de eso se percató un Thibaut Pinot que ordenó a su compañero Gaudu del Groupama que tirase con todo.

Al alavés se le hicieron largas las últimas rampas del kilómetro final al 15% y empezó a bajar el ritmo. Al mismo tiempo, el líder Alaphilippe saltaba a la desesperada para intentar defender su maillot –lo perdería por seis segundos– llevándose consigo a un espectacular Geraint Thomas.

El galés, vigente campeón de la ronda, acabó de un plumazo con las dudas sobre su figura subiendo más rápido que el resto y sólo un sprint final de Pinot que le puso a su altura no dejó más rutilante su fortaleza. Nairo Quintana perdió siete segundos con el campeón, mientras que Landa cedió nueve. Pocas diferencias en meta, pero las sensaciones son claras.

Thomas es el líder del Ineos en deprimento de Bernal, el hombre podio de los últimos años Bardet está flojo –perdió casi un minuto– y a Nibali –vencedor en 2014– le pasó factura el esfuerzo por el Giro. Tenemos nuevo Tour, pero con los favoritos de siempre. A falta de Froome, siempre estará Geraint.

Lo último en Deportes

Últimas noticias