Atlético - Eibar: jornada 38 de la Liga Santander

El Metropolitano se vino abajo con el primer gol de Torres

Era el día de Fernando Torres. El Wanda Metropolitano se vistió de gala para la ocasión y la afición no falló y llenó el estadio. Simeone le premió con la titularidad y la capitanía. Todos le buscaban desde el principio, mientras la afición coreaba su nombre al unísono. Al filo del descanso llegó el momento más esperado. El Niño hizo el empate a uno en el minuto 43 tras una asistencia de Correa.

En ese momento el Metropolitano se vino abajo. El argentino, que se había quedado mano a mano con Dimitrovic, decidió pasársela a Torres para que anotara a puerta vacía. Al ritmo del famoso "lo, lo, lo, lo, lo, lo, lo" el coliseo rojiblanco se puso en pie para celebrar el tanto de su ídolo, que se besó el escudo de la camiseta durante su celebración.

Lo último en Deportes