Javier Fernández: "Para mí es como una medalla de oro"

Javier Fernández: «Para mí es como una medalla de oro»
Javier Fernández festeja su medalla de bronce en los Juegos. (AFP)

Javier Fernández logró el bronce olímpico en Pyeongchang, la medalla que le faltaba en su carrera, después de dos títulos mundiales y seis europeos, por eso acometió la última jornada con mucha presión.

En Sochi, una mala actuación en programa corto lo había relegado al cuarto puesto, por lo que con 26 años, en Corea llegaba la que podía ser su última oportunidad.

"Me he quitado un peso de encima, tenía una espina clavada desde Sochi. Podrían ser  mis últimos Juegos y me lo tomé como una última oportunidad de conseguir una medalla", señaló.

"Me siento muy bien. Es la primera medalla olímpica del patinaje sobre hielo y no puedo estar más contento. A lo mejor no es una de oro o de plata pero para mí, sí que lo es porque todo el trabajo que hemos puesto en el patinaje ha servido para conseguir un sueño", afirmó el español.

Un error en un salto cuádruple, que lo redujo a doble, le impidió hacerse con la plata: "Ha sido el fallo que si no lo hubiera tenido, me habría servido para conseguir otra medalla distinta, dar un paso más arriba, pero tampoco es un cosa con la que me vaya a quedar. Unas veces lo hacemos perfecto y otras tenemos pequeños fallos y ya está. Estoy supercontento con mi medalla de bronce", señaló.

"Me sentí un poco mas nervioso que el viernes en el programa corto, ya que sabía que era el día definitivo y el programa era mas difícil. Pero luego me he sentido bien, me he sentido seguro y el programa ha sido bueno. Todo el mundo ha patinado bien y los pequeños fallos se convierten al final en fallos mas grandes porque los otros patinan muy bien", razonó.

Fernández tenía una doble presión, la personal por poner el broche adecuado a su carrera con una medalla olímpica y por un país que tenía detrás esperando que subiera al podio.

"No sé si me motivaba la medalla o algo más personal, para liberar la presión que he tenido. Me da mucha alegría compartirlo con la familia, con los amigos, con la gente querida", explicó.

El patinador espera que esta medalla sea un impulso definitivo para el patinaje en España: "Espero que sí y con el trabajo que haremos en el futuro, va a ayudar. Un trabajo en general, con más pistas de hielo, un centro de alto rendimiento de patinaje, miles de cosas", indicó.

Estos podrían haber sido los últimos Juegos de un Javier Fernández, que tampoco sabe si estará el año que viene en el Mundial de patinaje artístico en Saitama: "No sabes lo que va a pasar en tu vida. Me tengo que sentar para reflexionar qué hago la próxima temporada. Soy uno de los patinadores más viejos ahora. He estado arriba en los últimos años, es difícil mantenerse arriba. Hay jóvenes que están más frescos", explicó.

Lo último en Deportes