EUROCOPA 2016: GALES VS BÉLGICA

Así jugó Bale: Se echó a Gales a la espalda y se cita con Cristiano en semifinales

Bale
Bale lidera a Gales a las semifinales de la Eurocopa. (AFP)

Gareth Bale tiene un reto y está a 90 minutos de conseguirlo. El jugador del Real Madrid quiere hacer historia con Gales en esta Eurocopa y, de momento, ya está en las semifinales. El de Cardiff dijo que había hecho planes para después de la final y su previsión está muy cerca de cumplirse.

Bale comenzó el partido como lo comenzó Gales. En los primeros minutos sufrió junto a sus compañeros cuando Bélgica dominaba y el combinado británico sufría. Vimos al Bale más comprometido empleándose a fondo atrás por el bien de su país. Con el paso del tiempo los de Coleman se fueron encontrando más cómodos sobre el césped mojado de Lille y esto lo empezó a agradecer Gareth.

La primera vez que pudimos ver a Bale empleándose en ataque fue en el minuto 8. El madridista se incorporaba por la izquierda y se sacaba un zapatazo que se estrellaba en el lateral de la portería defendida por Courtois. Pero Bélgica volvería a la carga y Nainggolan hacía el primer gol del partido con un golazo que se colaba por la escuadra derecha galesa. El gol, lejos de hundir a Gales y Bale, le mandó definitivamente al ataque.

La estrella galesa se echó al equipo a la espalda y Gales comenzó a funcionar. Participó junto con Ramsey y Taylor en la jugada más clara de los dragones y con el paso de los minutos los de Gran Bretaña se empezaron a hacer con el mando del choque y Williams hizo el empate. Antes del descanso Bale se sacaba un disparo desde la frontal, pero el meta del Chelsea lo atajaba. Con 1-1 y un gran Bale la semifinal se iba al descanso.

Bale, un pase perfecto y mucho sufrimiento

El segundo tiempo comenzó con una Bélgica mejor que consiguió desactivar a Gales y Bale. Pero esto le duró 12 minutos. En cuanto Bale tuvo la mínima oportunidad puso un pase de muchos quilates a Ramsey, para que éste asistiera a un Robson-Kanu que con un espléndido movimiento se quedaba sólo delante de Courtois y hacía el 2-1. Bale, una vez más, era el protagonista.

De aquí al final el ataque galés desapareció y el protagonismo de Bale disminuyó considerablemente. Bélgica asediaba la meta galesa y todo el conjunto rojo con Gareth incluido defendía para lograr un reto. El sufrimiento concluyó cuando Vokes hacía el 3-1. El partido concluyó, Gales estaba en semifinales y Bale ya deseaba darse la mano con Cristiano Ronaldo el próximo miércoles en Lyon. El sueño continúa.

Lo último en Deportes

Últimas noticias