BARCELONA VS SPORTING: JORNADA 25 DE LIGA

El Barcelona golea al Sporting B (6-1)

barcelona
Messi abrió la goleada ante el Sporting con este cabezazo. (Getty)

El Barcelona abandona la Unidad de Cuidados Intensivos tras recuperar la autoestima goleando por 6-1 al equipo B del Sporting de Gijón. Los asturianos dejaron en casa a siete de sus jugadores titulares mostrando una imagen pobre, más propia de un equipo de Segunda División. La MSN se sació gracias a los errores de la defensa rojiblanca y en apenas media hora sentenció un partido que fue un entrenamiento con público de cara al PSG.

Los culés buscaron resolver por la vía rápida el duelo. Luis Enrique repitió el 3-4-3 del Calderón logrando posesiones eternas al inicio, pero sin convencer en el juego en estático ante un rival que se comportó como un amigo en defensa. Prueba de ello es que Mascherano se disfrazó de Iniesta en el primer gol azulgrana para habilitar a Messi con un pase elevado y que éste batiera a un Pichu Cuellar que salió a por uvas.

En la siguiente jugada, la defensa del Sporting, concretamente Juan Rodríguez, quiso ponerse a la altura de su guardameta. El central habilitó a Luis Suárez para que se quedase mano a mano con Cuellar y el uruguayo regateó al portero rematando fuera de los tres palos. Sin embargo, allí estaba Juan Rodríguez para introducir el balón en propia meta en un despeje más que desafortunado.

El Barça, viendo su superioridad, se relajó y empezó a jugar andando de forma descarada. El Sporting espabiló levemente y liderados por el ex madridista Burgui empezaron a acechar la portería de Ter Stegen. La jugada del gol visitante describió a la perfección la intensidad con la que los culés se tomaron el duelo.

Burgui buscó al hueco a un Sergio Álvarez que sacó los colores a Mascherano en carrera y cruzó ante la salida de Ter Stegen. El balón dio en un poste y en la búsqueda del rechace fue Carlos Castro quien corrió más que Umtiti para empujar al fondo de las mallas el balón de forma mansa.

El conato de susto hizo que el Barcelona tuviese que volver a correr durante algunos minutos. No tardaron mucho los azulgrana en volver a encontrarse un regalo de la zaga asturiana. Babin despejó bombeado un centro sin ningún peligro para dejar a Luis Suárez ensayar su volea. El uruguayo empaló el balón marcando un auténtico golazo bien asistido por el defensa del Sporting.

El partido volvió a encontrarse en un limbo con el Barça trotando y Burgui como único alborotador rival. Neymar pudo hacer el cuarto, pero después de correr desde el centro del campo esquivando rivales hasta plantarse cara a cara con Cuellar falló lo más sencillo.

Suárez y Messi, al banquillo

Al descanso, Luis Enrique lo vio tan fácil que empezó a hacer rotaciones sin ningún tipo de temeridad. Dejó a Luis Suárez en la caseta y Paco Alcácer marcó a los cuatro minutos después de que Messi le regalase el gol dejándole sólo ante Cuellar.

Con Messi saciado, el técnico culé se vino arriba y sustituyó al argentino viendo que la goleada se iba a ampliar inevitablemente. Los visitantes, para compensar, sacaron a Burgui, su mejor jugador con diferencia en el Camp Nou.

La última media hora permitió la reconciliación de dos jugadores que llevan la etiqueta sospechosos esta temporada: Neymar y Rakitic. El brasileño logró su primer gol en Liga en casa de magistral libre directo, mientras que el croata cerró la cuenta tras una jugada colectiva de los azulgrana que permitió al ex sevillista fusilar a quemarropa a Cuellar. El Barcelona goleó a un plantel de Segunda.

Lo último en Deportes

Últimas noticias