Copa del Rey de Baloncesto 2019

El Barça despierta a tiempo y echa al Valencia de la Copa (86-79)

Barça
Hanga y Claver celebran una canasta del húngaro. (ACB)

El campeón sigue vivo. El Barcelona reaccionó a tiempo en su duelo con Valencia Basket y se impuso (86-79) al cuadro taronja en un encuentro marcado por la igualdad del luminoso hasta los últimos tres minutos, en los que un arreón liderado por Adam Hanga bastó a los de Pesic para clasificarse para semifinales de la Copa del Rey. Thomas Heurtel fue el máximo anotador del choque.

El Wizink Center, ya caliente desde el primer partido, estaba perfectamente ambientado para el encuentro cumbre de la jornada. El líder de la Liga Endesa se medía a uno de los históricos españoles, en un duelo de titanes en el que a pesar de un ligero favoritismo culé, no se podía apostar al vencedor. El público, a falta de verdades categóricas, optó por la lógica. Estando en Madrid, Valencia se iba a convertir en el equipo ‘local’ en el choque, mientras que al Barça le tocaba remar también contra la grada.

El encuentro parecía controlado por el Valencia, pero los arreones de un Barcelona plagado de confianza provocaron que los taronja no pudieran marcharse en ningún momento en el marcador, al menos no de manera exagerada. Con Tobey y Djublevic haciendo daño en la pintura, los de Jaume Ponsarnau soñaban con eliminar al Barcelona a las primeras de cambio en la defensa del título de los culés. No valía el liderato en Liga ni la condición de vigente campeón del torneo del K.O., Valencia iba a exigir el máximo a los de Pesic.

La salida de vestuarios para el comienzo del tercer cuarto dejó el mismo protagonista del inicio del choque, un Will Thomas sobrado de intensidad y físico para maniatar a la batería interior del Barcelona, que respondía con una actuación coral que desconcertaba a un Valencia que seguía mostrándose superior a los puntos.

Los triples ayudaron a Valencia en un nuevo intento de despegue. San Emeterio, Van Rossom y Djublevic contrarrestaban desde la larga distancia la competitividad de un Barcelona guiado por Heurtel y un Pau Ribas con el que hay que contar siempre que haya un partido de importancia y tensión. Singleton se desmarcaba como un tirador emboscado para igualar el luminoso antes de que el último cuarto dictara sentencia.

La tensión no afectaba un ápice a las muñecas de los jugadores, y el encuentro pronto se convirtió de nuevo en un toma y daca con muchos más aciertos que fallos. Lo que tampoco cesaba era la igualdad en el luminoso, a pesar de los intentos desmesurados de Heurtel por poner patas arriba el encuentro. Cinco minutos por disputarse y todo por decidir. Imposible vivir más emoción.

Cualquier ventaja, por pequeña que fuera, podía marcar la diferencia al final, y Hanga y Pangos lograron juntar dos acciones de mérito para el Barça en un momento clave, sin prácticamente margen de mejora. El húngaro no se quitó el traje de superhéroe y asumió la responsabilidad con gran acierto. Otro triple y dos asistencias del jugador magiar confirmaron la reacción del Barça, que no faltará a su cita con semifinales.

 

Lo último en Deportes

Últimas noticias