Champions League: Inter 1 - FC Barcelona 2

Ansu Fati conquista Milán

ansu fati
Ansu Fati celebra el gol con sus compañeros.

Ansu Fati vivió su primera noche de gloria en la Champions League. El delantero batió el récord de precocidad goleadora en la máxima competición europea y de paso condenó al Inter de Milán a jugar la Europa League. El hispano-guineano salió para jugar los minutos de la basura en el Giuseppe Meazza y en menos de tres minutos dejó su impronta con un golazo desde la frontal que firmaría el mismísimo Messi.

Antes de esa aparición estelar, Carles Pérez adelantó a los culés, Lukaku igualó justo antes del descanso, el Inter perdonó y les anularon dos goles en fuera de juego justamente. Tanta acción para que Ansu Fati robase el espectáculo en cinco minutos mágicos.

El Inter vislumbraba el panorama antes del inicio y se relamía por las presuntas facilidades. El Barça sacó una alineación llena de suplentes, con cinco defensas y escasa coordinación entre ellos. Los chicos de Conte, sabiendo lo que hicieron en la primera parte en el Camp Nou, se creyeron superiores y en los primeros compases dispusieron de algunas ocasiones claras con D’Ambrosio y Biraghi disponiendo de ocasiones claras en los primeros 20 minutos.

El Barça, una vez sacudida la presión, comenzó a tener la posesión con un superlativo Ivan Rakitic al frente de las operaciones. El croata paró los impulsos locales mareando con el balón, Griezmann se disfrazó de Messi y Carles Pérez hizo de Luis Suárez. El canterano culé avisó primero a Handanovic y luego ejecutó en el minuto 24 tras un fallo grosero de Godín en un despeje. El uruguayo directamente le asistió.

Los lombardos se quedaron noqueados durante varios minutos. El Barça parecía que podía sentenciar el choque inclusive. Pero este Inter es mucho Inter y en punta de ataque cuentan con dinamita. Una jugada sin aparente peligro puso la igualada en el marcador al borde del descanso. Lautaro controló de espaldas y asistió a Lukaku sacase un misil raso desde fuera del área ante el que Neto poco pudo hacer.

El Inter lo tuvo… pero apareció Ansu Fati

El descanso hizo ambos abandonaran el planteamiento conservador de la primera mitad y que comenzara un carrusel de ocasiones donde Lukaku y Griezmann perdonaron ocasiones impropias de su caché. Valverde leyó bien pronto la situación y decidió meter a Luis Suárez por el francés en busca de cazar algo con media hora por jugar.

El Inter, sin embargo, tenía una marcha guardada más para afrontar la recta final. Lautaro Martínez hizo acto de presencia con dos chispazos de genio en apenas cinco minutos. Primero se la lió a Lenglet con un sombrero y su disparo se marchó a milímetros de entrar en la portería de Neto. En la segunda acción, Godín centró y el ariete anotó de remate acrobático, pero el árbitro se lo anuló por estar unos centímetros en fuera de juego. Lukaku viviría esa misma experiencia cinco minutos después anotando otro tanto en posición ilegal.

Y cuando el partido agonizaba, con Valverde sacando a Ansu Fati en los minutos de la basura, la perla de la cantera del Barça daba un golpe sobre la mesa anotando un soberano golazo desde la frontal tras una pared con Luis Suárez. La jugada evocó a las que el uruguayo habitualmente perpetra con Leo Messi, pero en esta ocasión el compañero era otro, pero el resultado fue el mismo. El Barça tiene una mina de oro en este niño. Ansu Fati ya tiene su primera gran noche europea.

Lo último en Deportes

Últimas noticias