El colmo de la incomodidad hecho asiento por Skyrider 2.0

¿Viajar de pie en el avión? Ahora será posible gracias a estos incómodos asientos

asientos
Unos asientos creados para la incomodidad

Viajar en avión puede verse de dos maneras distintas: la primera de ellas se basa en la comodidad, asientos de cuero, cócteles, comida de calidad, sitio de sobra para estirarse… Es lo que llama viajar en primera. La otra modalidad, la clase turista, es todo lo contrario a lo ya mencionado. Pues bien, ahora planean elevar todo a un nivel mayor de incomodidad con unos novedosos "asientos" con los que los pasajeros podrán viajar de pie. Sí, las compañías aéreas low cost se están frotando las manos.

El colmo de la incomodidad

asientos
Ni de pie, ni sentado

Si alguna vez has viajado en compañías como Ryanair, Easyet o Norwegian podrás haberte dado cuenta que la comodidad no es su gran preocupación. Los bajos precios de estas aerolíneas otorgan unas condiciones que, según ellos,  se ajustan con el precio del billete. Poco espacio entre pasajeros, asientos incómodos, mesitas reclinables molestas, sillones descorchados… Pues bien, a todo esto hay que añadirle el skyrider 2.0, un novedoso asiento que permitirá a los pasajero poder viajar de pie ¿Te imaginas un vuelo de tres horas de pie? ¿En serio te lo imaginas y no te entran agujetas?

Por el momento, este innovador asiento se muestra como un prototipo presentado por la empresa Skyrider 2.0, una compañía dedicada al diseño de interior de aviones comerciales que ha decidido complicarnos la vida a todos con su nuevo invento. Se trata de una especie de silla con respaldo que incorpora una pequeña área para apoyar el trasero. Es decir, una silla/taburete que impedirá que los pasajeros vayan de pie, pero que tampoco vayan sentados. El colmo de la incomodidad.

asientos
Por el momento, ninguna compañía aérea se ha interesado por ellos

La clave de todo este proyecto reside en que las compañías aéreas podrán reducir en trece centímetros el espacio de cada persona. Es decir, que podrán incluirse más pasajeros en cada uno de los aviones. Eso sí, si ya estaban pegados unos a otros antes, ahora surgirán disputas internacionales por ver quien ocupa antes ese ansiado reposabrazos. La buena noticia de todo esto es que el diseño ya se presentó hace unos años pero ninguna compañía se interesó por ellos. Ahora, la empresa alemana vuelve a la carga diseñándolos con los colores corporativos de Ryanair… Desde aquí, esperamos que el karma siga actuando de la misma forma, si es posible.

Últimas noticias