Cuerpo humano

Tipos de células madre y cómo se desarrollan

Los mamíferos tenemos diversos tipos de células madre

Tipos de células madre
Descubre los tipos de células madre

La investigación con células madre, tanto de adultos como de embriones, es una de las áreas más prometedoras de la medicina para el tratamiento de enfermedades, en especial las neurodegenerativas. Os explicamos a continuación qué tipos de células madre existen y qué usos tienen.

Antes de saber los distintos tipos de células madre que existen y cuáles son sus características principales, tenemos que saber primero qué son o cómo se comportan las células madre.

Qué son las células madre

Las células madre representan la reserva natural de células presentes en nuestro cuerpo que reemplazan a las células especializadas una vez o «consumidas» o dañadas. Cada uno de nosotros tiene células madre activas en nuestros cuerpos. En este momento, dentro de nuestra médula ósea, las células madre están trabajando para producir 100,000 millones de nuevas células sanguíneas que cada uno de nosotros necesita todos los días.

De hecho, necesitamos producir continuamente nuevas células para garantizar el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. Algunas células especializadas, como las células sanguíneas o musculares, no pueden producir copias de sí mismas a través de procesos de división celular. Estos luego son reemplazados por poblaciones de células madre.

Característica de las células madre

Las células madre poseen la característica particular de producir copias de sí mismas (autorrenovación) o células «especializadas» (diferenciación) con cada división celular. Gracias a esta característica, las células madre son esenciales para el mantenimiento de tejidos como la sangre . La piel y los intestinos, que están sujetos a un recambio continuo (reemplazo celular), así como los músculos, se remodelan de acuerdo con las necesidades del cuerpo y a menudo se dañan durante el ejercicio .

Las células madre son células no especializadas . A diferencia de un glóbulo rojo, capaz de transportar oxígeno a través del torrente sanguíneo, o una célula muscular, que coopera con otras células para producir movimiento, una célula madre no tiene especificación fisiológica específica.

Las células madre se pueden dividir infinitamente para producir células hijas que son copias perfectas de la célula madre. Este proceso se llama «autorrenovación» y se mantiene durante toda la vida de un organismo. La autorrenovación es una característica distintiva de las células madre. De hecho, las células especializadas, como las de la sangre o de los músculos, normalmente no se dividen, y cuando están seriamente dañadas, como en el curso de una enfermedad o un trauma, ya no pueden regenerarse.

Las células madre también pueden dividirse y producir células más especializadas, a través de un proceso llamado «diferenciación». Las células madre presentes en los diversos tejidos y en las diferentes etapas de desarrollo del organismo, poseen un potencial diferenciador diferente tanto en términos de variedad como de número de células que pueden originarse. Según la visión clásica, a medida que un organismo avanza a lo largo de las diferentes etapas de desarrollo, el potencial de diferenciación de una célula madre se reduce progresivamente.

Tipos de células madre

Dentro de las células madre podemos encontrar de diferentes tipos o clasificación. Estos son los tres tipos de células madre que existen:

Células totipotentes

Capaces de formar parte de cualquier tejido orgánico. Esta, podemos decir, es la célula madre por excelencia.

La totipotente, es precisamente el cigoto, ya que es capaz de dar lugar a un organismo completo.

Las células madre totipotentes desarrollan todos los tejidos de nuestro organismo, que se compone de más de 200 tipos diferentes de células para funciones, dimensiones y morfología

Células pluripotentes

Aproximadamente 4 días después de la fertilización, las células pierden su poder y se vuelven pluripotentes, las cuales pueden originar varios tipos de células especializadas, pero ya no pueden formar un organismo completo, es decir, son células que se pueden transformar en células de muchos órganos o tejidos, pero no en todos.

Células unipotentes

Estas son células que solo pueden generar un tipo de célula especializada.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias