Nevadas

¿Por qué la sal derrite la nieve?

El peor temporal de nieve de los últimos años ha hecho acto de presencia en nuestro país.

¿Por qué la sal derrite la nieve?
¿Por qué la sal derrite la nieve?

El peor temporal de nieve de los últimos años ha hecho acto de presencia en nuestro país. Filomena está dejando escenas de postal a las puertas de un fin de semana que se quedará marcado por este fenómeno atmosférico que llegará a cotas muy bajas. Las máquinas quitanieves están preparadas para actuar en cualquier momento, para poder despejar la nieve y conseguir una carretera o un paso seguro se necesita sal. Este ingrediente que usamos en la cocina y que forma parte de nuestro día a día actúa de forma contundente con la nieve. Este es el motivo principal por el que la sal derrite la nieve.

La sal es el elemento que se usa para derretir la nieve

La nieve se ha convertido en la protagonista de este inicio de 2021. Año de nieves, año de bienes, dice el dicho y de ser así, será un periodo muy prospero para todo el mundo. El campo recibe con las manos abiertas este fenómeno, el frío es un aliado de las cosechas que esta vez, parece que seguirán un ciclo natural más largo. En invierno y gracias a las temperaturas bajas, las plantas y los animales descansas, se preparan para la primavera en la que saldrán con mucha más fuerza. El frío es igual de necesario que el calor, aunque no le damos la importancia que se merece. En estos días de grandes nevadas, las carreteras y caminos son las grandes perjudicadas, se necesita actuar rápidamente para poder mantener la circulación y garantizar la seguridad de los conductores.

La sal es el elemento que consigue derretir la nieve despejando caminos y carreteras con mayor facilidad. Este ingrediente que usamos en la cocina produce una reacción química con la nieve y el hielo. El agua se fusiona con el hielo cambiando su estado a sólido, están en un equilibrio dinámico. La llegada de un tercer elemento con la sal incide directamente en los iones que hay alrededor de las moléculas de agua y rompen este equilibrio, forman un nuevo compuesto que tiene un punto de congelación distinto.

La temperatura de congelación pasará a ser de 0º a 21º, de esta forma se consigue deshacer la nieve. Una fusión de elementos que da un resultado casi de inmediato. La sal será la gran aliada de las carreteras y de las calles de todas las ciudades que necesitarán una buena capa de este elemento para poder deshacerse de los varios centímetros de nieve que pueden acumularse. Nevera en cotas muy bajas permitiendo que algunos lugares del país que no ven casi nunca la nieve lo hagan.

Para poder circular con seguridad es importante conocer el estado de las carreteras, salir de casa el deposito del combustible o las baterías llenas y ropa de abrigo adecuada. Toda precaución es poca, serán unos días de grandes nevadas que gracias a la sal se podrán controlar. La nieve se derrite con la llegada de la sal y permite el paso de las personas en busca de las mejores perspectivas para ver sus pueblos o ciudades nevadas. La naturaleza nos permitirá disfrutarla con precaución, la nieve se puede ver perfectamente desde la ventana de casa con una taza de chocolate caliente y la calefacción puesta. Aunque tocarla siempre es un pequeño privilegio y una forma de conectar con este fenómeno tan poco habitual.

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias