Desierto

¿Por qué hay tanta variación de temperatura en el desierto?

temperatura desierto
Descubre el motivo por el que hay tanta variación de temperatura en el desierto

El desierto es un ambiente árido caracterizado por una alta amplitud térmica. Un lugar hostil, pero rico en sugerencias míticas e históricas, con el que el hombre ha estado lidiando durante milenios. El clima árido , el suelo empapado de sal y la pésima pluviometría hacen del desierto un lugar inhóspito donde plantas y animales han sabido adaptarse, respondiendo de forma diferente al reto de la supervivencia, pero en lo que respecta a las temperaturas a muchos les sorprende que sea tan variable dependiendo de la hora ¿A qué se debe? Descubre a continuación, ¿Por qué hay tanta variación de temperatura en el desierto?.

Variación de temperatura en el desierto

Entre los fenómenos más particulares que conciernen al desierto se encuentra sin duda la amplitud térmica. Durante el día, de hecho , las temperaturas suben , haciendo que el ambiente sea inhóspito, y luego colapsan dramáticamente tan pronto como se pone el sol. Desde un punto de vista científico, el término oscilación o amplitud térmica significa ese intervalo de grados que se obtiene al sumar la temperatura media del día y la de la noche. Por ejemplo, si es de 30°C durante el día y -4°C de noche, la media diaria será de 34°C.

En las zonas desérticas, la amplitud térmica tiene niveles muy altos. Las causas son principalmente dos. El cielo siempre está despejado y no hay humedad en el aire, esto significa que el sol calienta el ambiente durante todo el día, pero provoca una rápida dispersión del calor durante la noche. Además, en el desierto no hay mar ni cuenca de agua que ayude a disipar más lentamente el calor del suelo.

Desiertos calientes y desiertos fríos

Poca gente lo sabe, pero hay zonas desérticas donde las temperaturas pueden llegar hasta los −30 °C en los meses fríos. De hecho, la ciencia distingue entre desiertos fríos y desiertos calientes, donde la temperatura media anual nunca es inferior a los 18 °C. En los desiertos cálidos, la amplitud térmica es diaria: durante el día la temperatura alcanza los 60 °C y por la noche desciende bajo cero. Mientras que en los desiertos fríos la amplitud térmica es anual , es decir, se refiere a las estaciones, con veranos calurosos e inviernos gélidos.

Para caracterizar estos fenómenos hay varios elementos, como la latitud, pero también la presencia de una cadena montañosa que podría impedir el acceso de masas de aire cargadas de humedad a la región desértica. No sólo eso: en los desiertos cálidos el clima está condicionado por una alta presión constante que impide la formación de perturbaciones, en los desiertos fríos todo está condicionado por la distancia al mar.

La extensión de los desiertos

Los desiertos tienen una morfología variada, fruto de la acción del viento con zonas arenosas, dominadas por dunas, que se alternan con las rocosas. Las zonas desérticas representan el 30% de la superficie terrestre: el 14% está formado por desiertos polares, mientras que el 16% por desiertos cálidos y fríos. La Antártida , con 14,2 millones de km2 es el desierto más grande del mundo, luego encontramos el Sahara, ubicado en el norte de África, que ocupa 8,6 millones de km2. Le siguen el Desierto de Arabia , que ocupa un territorio que toca Yemen, el Golfo Pérsico, Omán, Jordania e Irak, con 2,3 millones de km2; y el desierto de Gobi (nombre que en lengua mongola significa «sin agua») con 1,3 millones de km2, entre Mongolia y China. Finalmente encontramos el Kalahari, una extensión de arena de 930.000 kilómetros cuadrados entre Namibia, Botswana y Sudáfrica.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias