Halloween

Halloween 2018: ¿Por qué las calabazas son el símbolo de la noche de los muertos?

las calabazas
Por qué las calabazas son el símbolo de la noche de los muertos

Las calabazas son características de Halloween y estamos acostumbrados a verlas por doquier en Noche de brujas. Pero ¿alguna vez te has preguntado qué simbolizan?

El origen de esta tradición es celta y se popularizó en el siglo XIX con la historia de Jack O’Lantern y su encuentro con el diablo. Los inmigrantes irlandeses la llevaron a Estados Unidos, donde su uso se popularizó como símbolo de Halloween.

El origen de las calabazas de Halloween

La leyenda cuenta que Jack O’Lantern era un hombre malvado y astuto que bebía demasiado.

Un día, el diablo se le apareció y le reclamó su alma, pero Jack le dijo que antes quería tomarse un último trago, y le pidió que se convirtiera en unas monedas. Cuando el diablo entró en su bolsillo, el astuto Jack introdujo también una cruz y lo atrapó, obligándole a hacer un juramento.

El demonio debía darle 10 años más de vida si quería ser liberado. Y al diablo no le quedó otro remedio que aceptar.

Pasados los 10 años, el diablo regresó a cobrar la deuda, pero otra vez tuvo que hacer algo que le era obligatorio: cumplir con la última voluntad de la persona a quien iba a arrebatar su alma. El astuto Jack le pidió que trepara a un árbol y le trajera una manzana que estaba en lo alto.

Y cuando el demonio estaba arriba, Jack talló una cruz en el tronco del árbol, impidiéndole así que bajara. Esta segunda vez, pidió que, a cambio de dejarlo libre, dejara de empeñarse en llevarse su alma.

Con el paso del tiempo, Jack O’Lantern murió y su espíritu fue a los infiernos. Pero el diablo, rencoroso, lo expulsó, arrojándole unas brasas que arderían eternamente. Jack introdujo las brasas en un nabo y lo usó para alumbrarse mientras busca, por los siglos de los siglos, un lugar para que repose su alma atormentada.

La leyenda de Jack O’Lantern se extendió por varios países y el nabo encendido se consideraba una forma de alejar al diablo en las noches de Halloween.

Y como había un excedente de calabazas en América y estas eran muy fáciles de tallar y vaciar, se comenzaron a utilizar las calabazas en lugar de los nabos como un símbolo para ahuyentar al demonio en Noche de brujas.

Existe otra leyenda en la cual Jack O’Lantern se negó a ayudar a una bruja a conseguir los ingredientes para una sopa de Halloween. Y esta, para castigarlo, le impuso una terrible maldición: una calabaza gigante le engulló y Jack desapareció de la faz de la Tierra para siempre.

Por ello, la calabaza de Halloween tiene un rostro humano: es el rostro de Jack O’Lantern.

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias