Curiosidades

Errores más comunes al asar castañas al horno

manualidades de otoño castañas
Manualidades de otoño con castañas que podemos hacer con niños

El otoño es sinónimo de la llegada de las lluvias, el aire, el ver los árboles pelados de hojas, y de comer castañas. Esta tradición tan nuestra se convierte en un aliado fundamental para cualquier tarde de otoño donde el mal tiempo nos impida salir de casa. Con esto, una buena actividad para estar en casa es poner unas cuantas castañas en el fuego o en el horno, y disfrutar de su genuino sabor durante todo el día.

Además, con castañas podemos hacer diferentes recetas con las que acompañar una buena comida o una buena cena, dado su valioso sabor mezclado con varios ingredientes principales. En esta época del año lo más frecuente es preparar castañas asadas, y siempre debemos tener en cuenta varios factores para no caer en errores y que nuestro rato de comer castañas no sea lo placentero que podría ser.

Evita el microondas

Es la forma más sencilla y rápida de cocinar unas castañas. En unos minutos tendremos preparado nuestro plato listo para comer en la mesa. Pero esto no significa que sea el mejor método para sacarle todo el partido posible a nuestras castañas.

Siempre que podamos, lo mejor es evitar cocinar castañas en el microondas, ya que perderemos parte importante de todo el sabor de este alimento. Si tenemos la posibilidad de hacerlas al horno, mucho mejor. Tardaremos un poco más, pero el sabor será mucho más rico. Con esto, si existe la posibilidad de hacerlas en barbacoa o con ascuas, completaremos una comida de lo más sabrosa.

Elige las mejores

A la hora de elegir una castaña para comer, tenemos que tener en cuenta que no todas sabrán del mismo modo. Lo mejor es fijarse en su redondez para atinar con la castaña correcta para cocinar.

También tenemos que tener en cuenta que las más grandes suelen ser las más sabrosas, y fijarnos que estén limpias y que no tengan agujeros por los que se hayan podido colar elementos extraños dentro.

Lavalás

Una vez tengamos seleccionadas nuestras castañas para cocinar, simplemente elegimos dónde las vamos a hacer, ya sea horno o chimenea. Antes hay tenemos que lavarlas bien para quitar los últimos granos de suciedad que puedan tener. A continuación, las dejaremos secar bien, algo muy importante que, a veces por falta de tiempo, no ocurre.

Es un paso fundamental para que luego todo el sabor quede bien en nuestras castañas.

Raja las castañas

Este paso es también muy importante a la hora de cocinar castañas en el horno. Debemos hacer un corte para que el calor llegue a toda la castaña. tendremos que hacerlo castaña por castaña, así que cuantas más tengamos más cortes tendremos que hacer.

Mientras podemos encender el horno para que se vaya calentando.

Prepararlas en el horno

Una vez ya lavadas y secas, y después cortadas, prepararemos nuestro horno. Es muy importante que las castañas que vayamos a cocinar se expandan bien por toda la bandeja. Debemos procurar que no quede ninguna por encima de otra para evitar que unas se hagan mejor que otras.

Las extenderemos de forma homogénea y procurando que todas se vean para que se cocinen sin ningún problema.

Temperatura

Cuando hayamos realizado cuidadosamente los pasos anteriores, llega el más importante: cocinarlas. Debemos tener el horno precalentado un rato antes para que la temperatura a la hora de meter las castañas sea la adecuada.

La temperatura idónea para asar las castañas al horno es de 200º. Dejar durante unos minutos y, también muy importante, habrá que darles la vuelta para que se hagan igual por ambos lados, porque es probable que por una parte se haga más que por otra.

 

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias