Ahorro

Consejos para ahorrar al encender la calefacción ante la llegada de la primera ola de frío

Purgar bien la caldera y los radiadores e instalar válvulas de temperatura en los radiadores son algunos de los consejos para ahorrar en calefacción cuando llega el frío.

ahorrar calefacción
Distintos consejos para conseguir ahorrar con el uso de la calefacción al llegar el frío

Gran parte de España se enfrenta desde ayer Jueves a la llegada de la primera ola de frío de la temporada de otoño, la borrasca Alex, de modo que durante los próximos días vas a notar un descenso notable de las temperaturas. Llega entonces el momento de comenzar a encender la calefacción en casa, aunque siempre teniendo en mente poder ahorrar en energía y consumo por lo que os queremos ofrecer algunos buenos consejos al respecto.

Consejos para ahorrar al encender la calefacción

Durante los meses de calor, o justo antes de que llegue el frío, no estará de más realizar un buen repaso o mantenimiento a la caldera y calefacción en casa de manera que podamos evitar cualquier tipo de problema con respecto a fugas o fallos que hagan que el calor no se distribuya correctamente por la casa, o que aumente el gasto de energía. Al margen de estas comprobaciones, una vez comenzamos con el uso de la calefacción, podemos guiarnos por estas pautas para conseguir ahorrar en consumo.

Limpia bien la caldera

Además de revisar que todo esté correcto, es importante antes de comenzara a usar la caldera en casa que todo esté bien limpio. De hecho se debe limpiar también el circuito de calefacción y de este modo evitar averías. Por otro lado si tenemos una caldera no eficiente siempre puede ser buena idea consultar en nuestra localidad o municipio las ayudas que se conceden para sustituir este tipo de aparatos.

Si deseas conocer bien los pasos que dar para limpiar la caldera, puedes leer este post, asegurándote así de que todo el sistema queda bien purgado para evitar que luego se formen bolsas de aire que podrían provocar un mal funcionamiento de la caldera.

Purga bien los radiadores

Además de limpiarlos, los radiadores en casa tienen que estar bien purgados. Es decir, debemos hacer que el aire que se ha acumulado durante el tiempo que no hemos usado el radiador salga por completo. De este modo evitaremos quemar energía de más. Para saber si un radiador está bien purgado o si de hecho necesita una purga bastará con comprobar si se oyen ruidos en el interior o si la parte de arriba está más fría que la de abajo.

Controla bien la temperatura

Según recomiendan los expertos, es importante que la temperatura ambiente de la casa se mantenga en el termostato en unos 22 grados durante el día, pudiendo bajarla por la noche hasta los 18. Además podemos instalar válvulas termostáticas en los radiadores con el fin de hacer que las habitaciones que no se utilizan estén a  una temperatura inferior.

Programa el encendido de la calefacción

Hoy en día podemos programar el encendido y apagado de nuestra calefacción a la hora que queramos. En este sentido, podemos ajustar bien el termostato de modo que la calefacción se encienda minutos antes de llegar a casa, o también que se encienda y apague en las horas en las que estamos en casa. Por otro lado, en el mercado podemos encontrar ya termostatos inteligentes capaces de apagarse de forma automática cuando se llega a cierta temperatura o que se encienden cuando la temperatura ha bajado y la casa está fría.

Vigila las fugas de calor

Muchas veces no somos conscientes de que se está produciendo una fuga de calor que puede llegar a hacer que aumentemos el consumo de calefacción en un 30%. Es importante revisar bien la casa, y tener por ejemplo ventanas que cierren bien, o instalar cortinas que permitan retener el calor durante más tiempo. Por otro lado, es importante también instalar los radiadores debajo o cerca de una ventana ya que esto ayudará a que el aire se distribuya más rápidamente.

Asegúrate que el calor se distribuye bien

No basta con encender la calefacción y esperar a notar que la casa está caliente. Debemos asegurarnos que el calor se distribuye correctamente y para ello se necesita un sistema de calefacción equilibrado de modo que cada aparato puede emitir la potencia calorífica que se requiere en función del caudal de agua necesario. Por otro lado, los cabezales termostáticos en los radiadores nos permitirá regular la temperatura de manera individual en cada estancia de la casa.

Apostemos por los sistemas eficientes

En el caso de los edificios que son de nueva edificación se requiere tener instalados sistemas de aerotermia capaces de combinarse con energías renovables como la solar. En el caso de hacer una reforma en una sala de calderas de un edificio, se puede elegir  también este tipo de sistemas aunque en el caso de que no sea posible se puede recurrir a la instalación de calderas de condensación que funcionan con gas natural.

Compara distintas tarifas

Hoy en día por suerte tenemos la opción de elegir entre distintas compañías energéticas, y dentro de estas además podemos elegir entre varias tarifas. Debemos elegir entonces aquella que se adecúe más al gasto energético real en nuestra casa, nuestros horarios, etc…

Instala válvulas en los radiadores

El Real Decreto 736/2020 aprobado por el gobierno en agosto regula la instalación de contadores individuales en los edificios con sistema de calefacción y refrigeración central, pero además es necesario también instalar válvulas termostáticas en los radiadores de modo que al margen del contador podamos regular la temperatura de cada estancia.

La factura de la calefacción y el teletrabajo

El teletrabajo es una realidad para muchos trabajadores españoles desde hace meses, de modo que si este es nuestro casos será bueno que consultemos los convenios o el acuerdo colectivo con nuestra empresa (a partir de lo estipulado por el consejo de ministros esta misma semana) para saber qué sucede con la calefacción y la factura adicional que se genera debido al teletrabajo.

Lo último en Curiosidades y noticias increíbles

Últimas noticias