¿Cómo saber si una sandía está buena? 5 claves a tener en cuenta

¿Cómo saber si una sandía está buena? 5 claves a tener en cuenta
Sandía

El verano es sinónimo de sandía. Una de las frutas de la temporada, junto con el melón. Los nutricionistas señalan que sus beneficios para la salud son muchos gracias a su alto contenido en agua y a su excelente valor nutricional. Pero es importante saber si la sandía está buena para aprovecharte de todas sus propiedades. Estas son las claves que debes tener en cuenta.

Forma

Lo primero en lo que debes fijarte es en la forma de la sandía. No importa si es alargada o redonda, ya que esto sólo depende de la variedad, pero sí que sea homogénea.

Firmeza

En cuanto a la firmeza de la fruta, si presenta algún tipo de abolladura, lo más probable es que no haya sido correctamente manipulada en el transporte. También puede deberse a que el proceso de maduración no sea el adecuado, y por lo tanto el reparto de agua sea irregular.

Manchas

Si la sandía tiene un color homogéneo, mucho mejor. Pero si tiene algunas manchas no te preocupes. Puede tener algunas manchas de tierra en el extremo, que indican dónde estaba cosechada la tierra. Ahora bien, si las manchas son blanquecinas u oscura, la sandía no está buena.

Peso

Si quieres saber si una sandía está buena, tienes es fundamental que pese más de lo que aparenta. Hay que tener en cuenta que el 92% de la sandía es agua, así que su peso depende de ello. ¿Qué pasa si no pesa mucho? Seguramente esté seca por dentro, y no sea jugosa.

Sonido al tocarla

Y, por último, dándole pequeños toques a la fruta sabrás si está buena o no. El sonido tiene que ser seco y profundo ya que esto significa que está en su punto de maduración óptimo.

Lo último en Curiosidades

Últimas noticias