Quim Torra acusa al PSOE y Podemos de «venganza» por el retorno de los golpistas a la cárcel

El presidente Quim Torra acusa a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias de anteponer "el nacionalismo español por encima de la razón republicana"

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha acusado al Gobierno del PSOE y Podemos de actuar con «venganza» contra el separatismo por la decisión de una juez de Vigilancia Penitenciaria aceptando el recurso de la Fiscalía para que los presos separatistas a los que concedió el tercer grado hace unos días pierdan los privilegios y vuelvan a prisión. Lo considera así tras recordar que «el Gobierno español se ha jactado de controlar la Fiscalía». «Es de suponer, pues, que la retirada del tercer grado ha pasado el control del de socialistas, de Podemos y de Comunes» denuncia.

El Govern, que esta misma semana se tenía que reunir con el Estado en el marco de la mesa del referéndum, opina que «se acumulan las evidencias que ponen en duda la pretendida voluntad de diálogo del Gobierno español». Dice Torra que «si el Ejecutivo español tiene alguna esperanza de retomar el diálogo, será necesario que antes demuestre que tiene la firme voluntad de detener las hostilidades contra el movimiento independentista catalán». Acusa a la «responsabilidad única del Gobierno español y los partidos que lo conforman» que Cataluña tenga hoy menos competencias que nunca.

Quim Torra afirma que «nos encontramos ante un nuevo ataque contra la justicia, la democracia y la libertad». Según él la decisión de la magistrada es «un caso más de represión contra la voluntad democrática del pueblo de Cataluña». Critica que «el Poder Judicial y la Monarquía se tambalean en España como un castillo de naipes, están carcomidos por dentro y buscan distraer todos». Y «el independentismo es el objetivo» apunta.

El presidente regional denuncia que la decisión de los tribunales de revocar el tercer grado «es una nueva invasión competencial y una intromisión escandalosa por parte de órganos que han acreditado su politización y falta de independencia». Torra afirma que «siguiendo el modelo de los estados totalitarios, como Turquía o China, la llamada Justicia española propone a los líderes políticos y sociales independentistas un programa de reeducación para que se conviertan en buenos y obedientes súbditos de la monarquía española».

El separatista concluye que «el Estado decidió que siempre haría pasar la unidad de España por delante de la democracia y los derechos humanos». Eso es, según él, «lo que hace hoy una vez más, con sus jueces y sus fiscales, contra personas de una integridad inquebrantable y de un compromiso democrático innegociable». En este sentido ha vuelto a cargar contra la coalición de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias afirmando que anteponen «el nacionalismo español por encima de la razón republicana».

Torra avisa que «creen que con esta decisión han derrotado alguien, al contrario, nos hacen más fuertes, refuerzan nuestras razones y nos invitan a prepararnos mejor para definitivamente dejar de ser prisioneros de un estado autoritario que no acepta la voluntad democrática de los catalanes». A su entrada a prisión, este martes, algunos de los presos se han manifestado en la misma línea. En una acto de apoyo a las puertas de Lledoners, el expresidente de Òmnium, Jordi Cuixart, ha llamado a «desobedecer tantas leyes injustas como sea necesario».

Lo último en España

Últimas noticias