Familia

¿Por qué estrechar los lazos entre los primos?

primos
Los motivos por los que es bueno estrechar los lazos de los primos

En épocas anteriores de la historia mundial, los primos eran vistos como herramientas para fortalecer un linaje y solidificar la riqueza de las familias a través del matrimonio. Esta práctica ha caído en gran parte en desgracia en la sociedad occidental, pero las relaciones afectivas con los primos aún marcan la diferencia en la vida de niños y adultos y de hecho puede ser una de las relaciones más importantes que tengas en tu vida. No son tus hermanos pero son más que los amigos. Descubramos ahora las razones por las que estrechar los lazos entre los primos.

Fortalecer lazos entre primos: Beneficios

Cuando se tienen hijos, siempre se habla y se toman medidas para que entre los hermanos se lleven bien, para que no haya celos. No obstante, no son los únicos lazos afectivos que merece la pena cuidar y estrechar. También los adultos deben hacer lo propio para que fortalecer los lazos entre primos.

Tanto si se tiene un hijo único como si no, es importante que los pequeños tengan una buena relación con los vástagos de sus tíos. ¿Por qué? Porque eso trae consigo que puedan disfrutar de una larga lista de ventajas, entre las que podemos destacar las siguientes:

Se aprende a darle valor al papel de la familia

Sin lugar a dudas, uno de los grandes beneficios que trae consigo que los primos se lleven bien y tengan una sólida relación es que fortalecerán la familia. Sí, pondrán su granito de arena para mantenerla unida y, al mismo tiempo, conocerán el importante valor que tiene la misma.

El hecho de que tu hijo esté muy en conexión con uno o varios de sus primos le ayudará a darse cuenta de lo importante que es tener a seres queridos al lado. Sí, porque estos se encuentran siempre ahí, en los buenos y en los malos momentos, son apoyos que se tienen cuando se necesitan. Es más, descubren que les quieren sin prejuicios, sin caretas, tal y como son.

Se cuenta con compañeros de juegos

De la misma manera, hay que tener en cuenta que cuando hay primos con los que divertirse en las reuniones familiares eso va a hacer que se tenga claro que se cuenta con estupendos compañeros de juegos. Eso hará que lo pasen en grande juntos, que empiecen a forjar una relación muy especial e incluso que guarden para siempre momentos inolvidables de su infancia. Y es que unidos podrán realizar todo tipo de travesuras y andanzas.

¿No recordamos todos los adultos instantes de cuando éramos pequeños divirtiéndonos con nuestros primos? Instantes donde lo verdaderamente importante eran las risas.

Se puede conseguir tener un amigo e incluso un hermano

En muchas ocasiones, el que los padres apuesten porque sus hijos fortalezcan su relación con los primos es una estupenda manera para hacer que unos y otros encuentren no solo a los mejores amigos sino también incluso a hermanos. Y es que son muchas las ocasiones en las que los primos llegan a sentirse de manera tan especial que pasan a ser pilares fundamentales de la vida. Sí, como personas que están siempre ahí, que nunca fallan, con las que hay conexión, entendimiento…

Los primos y el cariño

Por supuesto, el hecho de que los más pequeños desde temprana edad se lleven genial con los hijos de sus tíos es una buena manera de que aprendan qué es el cariño y el amor. Sí, descubren esos sentimientos porque encuentran en sus primos a los mejores compañeros de juegos, a los cómplices, a hermanos “adicionales”, a quienes les entienden y con quienes solo basta una mirada para saber lo que están pensando.

Aprender a compartir

Por supuesto, en esta lista de motivos por los que merece la pena estrechar los lazos afectivos entre los primos hay que incluir que es una buena manera de que los niños aprendan a compartir. Sí, no solo los juguetes sino también el cariño de los abuelos, por ejemplo.

En todas las reuniones familiares compartirán mesa y mantel, como se suele decir, así como la compañía de todos los integrantes de la saga. Y eso es una buena manera de que dejen de lado celos y egoísmos.

Comparten la historia familiar

Los primos comparten la historia familiar suficiente para servir como un compañero amistoso ; con los primos generalmente se ha tenido tanta experiencia en común que uno puede, de hecho, comportarse con ellos como con hermanos.

La relación es flexible, que es el elemento positivo básico. Una tía siempre será una tía y un abuelo siempre será un abuelo, pero los primos pueden ser más o menos lo que necesita un niño, es por eso que los padres deben nutrir y facilitar este vínculo familiar.

«Los primos son muy importantes, especialmente porque las familias son cada vez más extensas», dice la Dra. Kristina S. Brown, experta en terapia familiar de la Universidad de Alder. “Se convierten en recursos adicionales fuera de nuestra familia de origen

La mayoría de estos recursos están relacionados con el apoyo emocional. Los primos son alguien con quien puedes contar en momentos difíciles o compartir las vacaciones. Esto también puede ser cierto para otros miembros de la familia. Una tía amable ciertamente puede ofrecer un hombro para llorar. Pero los primos están especialmente preparados para ofrecer apoyo emocional porque a menudo comparten lazos y valores generacionales .

«Esta experiencia compartida y puntos de referencia son un lugar para desarrollar una relación», dice Brown. Entonces, incluso si los primos viven muy separados, es más probable que estén relacionados entre sí por esos factores únicos compartidos dentro de su grupo de pares. Esto hace que las relaciones entre primos sean extraordinariamente fáciles de reanudar incluso después de largos períodos de interrupción.

Más allá de eso, estas relaciones también podrían ayudar a los primos a entenderse mejor a medida que crecen y a aceptar las diferentes opiniones políticas y sociales que suelen dividir a las personas con vínculos menos estrechos.

«Lo que ves es que las personas de la misma familia probablemente pasarán por alto las diferencias de opinión políticas o culturales en lugar de separarse», dice Brown.

Cómo fortalecer los lazos entre primos

Además de conocer los beneficios de que los primos se lleven bien, hay que saber cómo conseguir que sea así. En concreto, se puede lograr mediante medidas como estas que nos ocupan a continuación:

  • Realizar reuniones periódicas en familia, para que así puedan estar en contacto y vayan estrechando los lazos afectivos.
  • Cuando toda la familia se reúna, por ejemplo, en casa de los abuelos, una buena medida que se puede tomar es que los primos duerman en la misma habitación.
  • De la misma manera, se puede optar por organizar actividades todos juntos que les puedan hacer pasarlo en grande. Nos estamos refiriendo a vacaciones, una salida al teatro, acudir a un parque temático, ir a un concierto…
  • Por supuesto, también está la posibilidad de que los pequeños duerman en casa de sus primos y al revés, de vez en cuando.
  • En el caso de que vivan lejos, hacer uso de las tecnologías para que estén en comunicación permanente aunque sea a distancia. Así, se pueden usar distintas aplicaciones a modo de videoconferencia para que puedan conocerse a fondo, hablar…

Lo último en Bebés

Últimas noticias