Manualidades

Cómo hacer un cuadro de arroz con los niños en casa

Con un poco de arroz y témperas, podemos conseguir que los niños pinten sobre un trozo de cartón, y creen un pequeño cuadro de arroz, que seguro van a querer enmarcar

cuadro de arroz
Todos los pasos para poder hacer un cuadro de arroz con los niños

Los niños pequeños pueden hacer todo tipo de manualidades que implique pintar o modelar con el fin de desarrollar sus capacidades psicomotoras, pero además podemos introducir diferentes materiales o «ingredientes» para conseguir que vaya experimentando con las texturas. Es el caso del cuadro con arroz que os vamos a explicar a continuación, paso a paso.

Cómo hacer un cuadro de arroz con los niños en casa

cuadro de arroz

Con el cuadro de arroz que os vamos a enseñar a hacer en esta ocasión, lograremos que los niños se diviertan utilizando además sus habilidades manuales y dar rienda suelta a su imaginación al decorar y elegir los colores que más les gustan. Así que veamos juntos en esta guía simple cómo hacer una cuadro con arroz para entretener a los niños. Todo será posible simplemente con el uso de arroz, colores y pegamento, u objetos simples que todos tengamos en casa y con los que podamos crear verdaderas obras de arte junto con los niños. ¡Sigue estos pasos y deja espacio para la diversión!

Necesitamos

  • arroz
  • colores de tempera
  • pegamento
  • cartón
  • cepillos
  • Platos de plástico

Pasos

  1. Comenzaremos este cuadro de arroz, buscando un trozo de cartón que es mejor que sea duro o resistente cuando hayamos pintado con los niños del color que  más les guste. Lo que tienen que hacer los niños, es dibujar cualquier paisaje o retrato con su lápiz. Si el niño es pequeño, será mejor que intente dibujar objetos muy grandes para que pueda trabajar mejor.Una vez que hayamos acabado colocamos distintos colores de temperas en los platos de plástico y procedemos a pintar ¡con el arroz!.
  2. Lo que tenemos que hacer en este punto, es pedirle al niño que mezcle el arroz con el color que prefiera. Por ejemplo, si tiene que hacer el tronco de un árbol, el arroz se mezclará con el marrón y se dejará secar ligeramente, ya que de lo contrario, sería difícil de manejar. Para pegar el arroz, tenemos que colocar un poco de cola común en la parte donde irá el arroz y hacer que el niño eche el arroz de color allí mismo.
  3. Tendremos que continuar así a lo largo del diseño tratando de no dejar ningún espacio vacío. Obviamente, esto también se puede hacer con legumbres, por ejemplo, el tronco del árbol se puede hacer con lentejas sin colorearlas.
  4. Una vez terminado nuestro cuadro, déjalo secar y luego colócalo en un marco y listo.

Seguro que hacer este cuadro habrá gustado mucho a los niños, de modo que para próximos proyectos, puedes dejar que sean ellos quienes guíen el juego una vez que aprendan las instrucciones. De esta manera, podrán aprender mejor la destreza intrínseca de este trabajo, además de ser responsables de elegir los colores y el material que se utilizará. Por otro lado, crear diferentes versiones de la misma imagen con diferentes materiales puede ayudar a sus hijos a desarrollar su creatividad más rápidamente.

Lo último en Bebés

Últimas noticias