¿Cómo saber si tu hijo tiene problemas de oído?

problemas de oído
Los problemas de oído se pueden detectar mediante ciertas señales

La salud de los hijos es algo que preocupa mucho a los padres. Por eso, deben estar convenientemente informados no solo de patologías frecuentes en los niños, como las que incluimos en nuestro Diccionario sobre la salud infantil, sino también de medidas de actuación. Con esto último nos referimos al hecho de que es necesario que puedan detectar anomalías en el estado de sus pequeños. Precisamente por eso, a continuación, vamos a exponer cómo conseguir saber si un hijo tiene problemas de oído. Y es que cuanto antes se puedan detectar, más rápidamente se podrán tomar medidas para evitar que la situación empeore y para corregirla.

¿Quieres descubrirlos? Te damos las claves fundamentales. Toma nota:

Acciones en bebés de menos de 3 meses de edad

Cuando son muy pequeños, concretamente cuando tienen menos de 3 meses, es realmente complicado poder cerciorarse de si tienen un problema de audición o no. No obstante, hay una serie de señales que pueden alertar de que algo no va bien. Nos estamos refiriendo a situaciones tales como estas:

  • No se altera cuando se produce un ruido fuerte e inesperado.
  • Cuando alguno de sus familiares le llama, no gira la cabeza hacia ese. Es más, puede suceder que cuando su padre o su madre le hable o le cante no reaccione de ninguna manera, ni siquiera esbozando una pequeña sonrisa.
  • El pequeño parece, en ocasiones, estar como ausente y se considera que es demasiado sosegado.

Detectar problemas de oído en bebés hasta los 12 meses

Cuando los pequeños son algo más mayores y se encuentran disfrutando de su primer año de vida, hay otra serie de señales que pueden indicar que hay un problema de oído. Nos estamos refiriendo a las siguientes:

  • Cuando se le llama por su nombre no voltea la cabeza ni se da por aludido.
  • No hay ni siquiera amago de reproducir ningún tipo de sonido que escuche en su día a día.
  • Sigue sin alterarse ni mirar hacia el lugar desde el que tiene un origen un ruido inesperado.

Medidas con niños de entre 2 y 3 años

En el caso de que tu hijo cuente ya con una edad comprendida entre los 2 y los 3 años hay más herramientas, además de las citadas, para poder saber si tiene algún problema de oído. En concreto, hay que apostar por fijarse en estas situaciones:

  • Cuando el padre o la madre le ordena algo, no hace lo que se le ha pedido. Y es que parece no entender la instrucción que se le ha dado.
  • Su capacidad de habla no progresa, parece que se ha quedado estancada y, a nivel de lenguaje, va más retrasado que otros niños de su misma edad.
problemas de oído
Aislarse de los demás, señal de problema

Herramientas con pequeños de más de 5 años

En el caso de que el menor tenga ya más de 5 años, es imprescindible fijarse en otra serie de aspectos que también pueden indicar que tiene los problemas que nos ocupan. En concreto, hay que prestar especial atención a estas señales:

  • Tiene unas enormes dificultades para poder concentrarse. Se despista por cualquier cosa.
  • Presenta un rendimiento escolar bastante bajo.
  • Parece que, en ocasiones, se aparta de lo que es la vida social. Se aísla de los demás.

Otros datos de interés

Además de todo lo expuesto, no podemos pasar por alto la existencia de otra serie de aspectos que hay que tener en cuenta acerca de detectar problemas de oído en el menor:

  • Otras de las señales que pueden indicar que tiene una capacidad auditiva con dificultades son que sufre frecuentes infecciones en esa zona o que repite de manera frecuente “¿qué?”. Eso sin pasar por alto que querrá subir en todo momento el sonido de la televisión porque dice que no la escucha. Y a eso hay que añadir que se concentrará mucho en la persona que le está hablando, como si necesitara analizar otros aspectos no verbales para entender lo que se le está diciendo.
  • Una prueba que pueden hacer los padres es colocarse a la espalda de su hijo y llamarle o decirle algo para ver si se da la vuelta o contesta.
  • En caso de que se sospeche que presenta algún problema de oído, habrá que acudir al médico para que este pueda realizarle un examen exhaustivo. De esta manera, podrá establecer un diagnóstico fiable acerca de si presenta o no dificultades con la escucha.

Temas

Comentar

Últimas noticias