baleares

La patronal del pequeño comercio carga contra los anticruceristas: «Palma no está saturada»

Pimeco denuncia que se han perdido 124 escalas respecto al año 2019

Revela que sólo uno de cada cuatro cruceristas visita el centro de Palma

Palma cruceros, Palma anticruceros, Palma saturada
Crucero en aguas de la Bahía de Palma.
Indalecio Ribelles
  • Indalecio Ribelles
  • Redactor OKDIARIO en Baleares, información local de Palma, social y política en general. Antes, redactor en EL MUNDO/ Baleares durante 20 años.

Mientras la plataforma contra los cruceros exigía la pasada semana a la presidenta del Govern balear, Marga Prohens, limitar estos buques en Palma a uno al día y 4.000 pasajeros diarios, frente al tope de tres barcos actuales establecidos por el anterior Ejecutivo, la patronal del pequeño y mediano comercio (Pimeco) ha cargado contra la citada entidad anticrucerista manifestando que «Palma no está saturada».

En un comunicado, Pimeco ha asegurado que ha intentado reunirse con la citada plataforma en «numerosas ocasiones», pero que no logran materializar este encuentro.

A juicio de la patronal empresarial, esta negativa a contrastar opiniones estaría motivada en que «no quieren escuchar que Palma ha perdido 124 escalas respecto al 2019, lo que representa un 21% de descenso respecto al 2023, y que el comercio necesita mantener e incluso aumentar ligeramente el número de escaleras para subsistir».

Pimeco no tiene duda de que este colectivo, afín al anterior Govern de la socialista Francina Armengol y sus socios independentistas de Més, «no quiere oír que Palma no está saturada».

Sobre este extremo, la patronal ofrece unos datos que ponen en evidencia que sólo uno de cada cuatro cruceristas que desembarcan en el puerto de Palma se queda de visita en la capital balear. En concreto, de los 1,9 millones de cruceristas que llegaron al puerto en 2023, «sólo 500.000 visitaron la ciudad, el resto fue a otros lugares de Mallorca o se quedó en el barco».

«Además, en verano, cuando el calor aprieta», abunda la entidad empresarial, «son principalmente los cruceristas los que visitan la ciudad. El casco antiguo de Palma es el segundo mayor de Europa e incluye unos 3.000 negocios; necesitamos una gran afluencia de gente para subsistir», algo que la plataforma contra los cruceros no tiene presente en sus comunicados.

Supuesta contaminación ambiental de los cruceros

Respeto a la supuesta contaminación ambiental que provocarían estos buques, Pimeco recuerda que, según estudios de la Universidad de las Islas Baleares y Autoridad Portuaria, «los cruceros no son ningún problema de contaminación para la ciudad, ni para las personas. En el mismo sentido, la Universidad Rovira i Virgili afirma que los cruceros no son un problema de contaminación para Palma» y, además abunda, «utilizan cada vez más energías verdes», y por si fuera poco, «tienen sus desaladoras y no necesitan cargar agua».

«No quieren escuchar que cuando está nublado o llueve, los residentes optamos por coger masivamente nuestros coches, lo que contribuye al colapso de la ciudad, que este colapso no está provocado por los cruceros, y que en estos días la escasez de taxis se debe a la falta de movilidad de los propios taxistas», apunta Pimeco en su argumentario a favor de este tipo de turismo.

Por ello la patronal advierte al Ejecutivo balear del PP que preside Marga Prohens, que la eliminación o reducción de los cruceros «causaría un daño significativo e irreparable al tejido productivo de Mallorca», ya que contribuyen a mejorar la conectividad aérea con toda Europa entre otras muchas variables.

Por último considera que los límites a los cruceros están fundados en  percepciones erróneas y experiencias anecdóticas. «Hemos intentado promover un intercambio de ideas fundamentado en evidencia y análisis objetivo, lo que podría arrojar luz sobre la complejidad del tema y facilitar la adopción de medidas más informadas y efectivas, pero no han querido», lamenta la entidad.

Y es que, como concluye el comunicado de la patronal del pequeño comercio, «los comerciantes también somos vecinos y una parte importantísima de la ciudad. Si se va el comercio, llega la delincuencia, y como vecinos pedimos que se mantengan las visitas de los cruceros a la ciudad, para poder alcanzar si se puede las cifras 2019», remacha el colectivo empresarial.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias