Baleares destina más de 160 millones a dependencia tras crecer los beneficiarios un 127% desde 2015

Fina Santiago reserva nueve millones de euros a las dos pagas extra para los que reciben prestaciones por dependencia

Asuntos Sociales gestionará 52 millones de euros para ayudar a los parados que reciben prestaciones

La consellera de Asuntos Sociales
La consellera de Asuntos Sociales, Fina Santiago, explica el presupuesto de su departamento.
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

La Conselleria de Asuntos Sociales y Deportes destinará 162 millones de euros a dependencia, 16,5 millones más que en 2022, después de que el número de beneficiarios se haya incrementado hasta un 127% en siete años y pasar de 11.000 en 2015 a más de 25.000 a día de hoy. Lo ha explicado la consellera Fina Santiago, que ha comparecido en la Comisión de Hacienda y Presupuestos del Parlament para dar cuenta de los presupuestos de su área para el próximo ejercicio.

En materia concreta de atención a la dependencia, el Govern tiene previsto destinar 140,47 millones de euros, 15,5 más que en 2022, dirigidas principalmente a plazas de residencia, centros de día, ayuda a domicilio, teleasistencia, promoción de la autonomía y prestaciones económicas que pasan de 50.000 a 53.000 euros.

En términos generales, según ha detallado, Asuntos Sociales y Deportes, gestionará el año que viene 412 millones de euros tras sumar los 360,12 millones del presupuesto y 52 millones extra destinados a la ayuda social de protección a los trabajadores.

La consellera ha destacado el incremento presupuestario de los últimos años que demuestra que en la última legislatura se «han fortalecido los servicios sociales y las políticas para fortalecer los servicios públicos». La de Santiago es, después de Salud y Educación, la conselleria que más presupuestos maneja.

Dentro del área de dependencia, Fina Santiago ha hecho hincapié en los 9,2 millones de euros que serán destinados a dos aportaciones extraordinarias –diciembre de 2022 y enero de 2023– que recibirán las personas en situación de dependencia que reciben alguna prestación, unas 19.300 personas, informa Europa Press.

El área destinará, además, dos millones de euros para compensar la eliminación del copago de los centros de día y la ayuda a domicilio hasta abril del año que viene. Al mismo tiempo el presupuesto reserva 1,8 millones de euros a la concertación de los servicios de autonomía personal para menores en situación de dependencia.

La consellera ha destacado el incremento del servicio de atención primera para el que se destinan 6,6 millones de euros y permitir la atención a 1.600 niños y familias.

En materia de salud mental, el presupuesto aumenta hasta los 12,7 millones de euros tras el incremento de las plazas de los servicios ocupacionales, apoyo a la vivienda y vivienda supervisada.

En este punto, la consellera ha resaltado la mejora experimentada en los últimos años al pasar de «no saber de quién era la competencia» a definir las áreas de atención. Así, ha resaltado, «se ha pasado de cero a acompañar a 400 personas». Según ha detallado, Salud se ocupa del tratamiento de la enfermedad y Asuntos Sociales del acompañamiento.

Según ha explicado la consellera, el presupuesto de la Dirección General de Planificación y Equipamientos asciende a 61,9 millones de los que 37 se destinarán a inversiones para la construcción de servicios de estancias diurnas y servicios residenciales con la participación de ayuntamientos, consells y tercer sector. Santiago ha destacado una partida de 16 millones de euros para financiar servicios sociales municipales.

El presupuesto asciende a 113 millones de euros si se incluye la partida de 52 millones de euros para la gestión y pago de la ayuda social de protección a las personas trabajadoras demandantes de empleo que son perceptoras de prestaciones o subsidios económicos por
desocupación, a fin de atenuar los problemas derivados del aumento de su coste de vida.

El importe de esta ayuda social es de 300 euros en el caso de recibir una prestación contributiva y de 600 euros en el caso de un subsidio de paro, que se pagará el primer trimestre de 2023.

Renta Social

La principal partida va destinada a la Renta Social Garantizada y al complemento de las Pensiones No Contributivas (PNC). Son un total de 38,7 millones de euros, lo que supone un incremento de 8,7 millones de euros.

Dentro del escudo social, ha explicado Fina Santiago, hay prevista una partida de tres millones de euros para el Bono Social Térmico.

El presupuesto para Infancia y Juventud, según ha explicado la consellera, asciende a 27 millones de euros, tras incorporar 2,4 millones respecto a 2022. Santiago ha destacado el incremento del presupuesto destinado a la red de emancipación de jóvenes extutelados.

Dentro de este área, unos 16 millones se destinan a medidas judiciales y, entre otras cuestiones a cubrir 16 de plazas de un nuevo centro de medidas de convivencia para atender nuevos perfiles de violencia intrafamiliar entre padres e hijos.

También ha explicado que la partida para la renta de emancipación es de las pocas que disminuye porque los menores que salen de la red de protección ahora pueden percibir el Ingreso Mínimo Vital. En esta materia, Santiago ha resaltado el incremento presupuestario para completar la reforma del albergue de La Victòria y el despliegue de la Ley de juventud.

Por otra parte, a cooperación internacional el Govern destinará el año que viene 7,2 millones de euros y a Deportes 25,7 millones de euros, entre los que destacan las partidas de subvenciones y patrocinio, de unos 5,6 millones de euros.

Lo último en OkBaleares

Últimas noticias