Brutal reacción de Andalucía ante el coronavirus: saca 1.600 respiradores, 26.000 camas y 1.400 sanitarios de ‘la nada’

Brutal reacción de Andalucía ante el coronavirus: saca 1.600 respiradores, 26.000 camas y 1.400 sanitarios de ‘la nada’
reaccion-andalucia-interior

Andalucía lleva tiempo gestionando al margen del Gobierno central la crisis sanitaria propiciada por el coronavirus. Dado que el Ejecutivo de Pedro Sánchez sigue mintiendo y haciendo falsas promesas, a las autonomías no les queda más remedio que ‘hacer la guerra por su cuenta’. Dicho y hecho. La Junta de Andalucía ha logrado alcanzar las 26.000 camas, los 1.600 respiradores y la contratación de 1.400 profesionales sanitarios.

Fuentes de la Junta aseguran que ahora tienen «uno de los mejores servicios de salud de Europa» y recuerdan que el Gobierno andaluz se ha «adelantado» varias veces a Sánchez con sus acciones, como por ejemplo sucedió con la compra de dos pedidos de cinco millones de mascarillas.

A todo ello hay que sumar el diseño de un prototipo de respirador para reforzar la asistencia sanitaria por Covid-19, al igual que ya lo hizo con test diarios centrados especialmente en colectivos de riesgo, como en el caso de los sanitarios que trabajan en la comunidad.

Aún así, la comunidad cuenta con respiradores garantizados para asumir la crisis del coronavirus: 1.257 respiradores en los hospitales andaluces y 351 en las ambulancias, que se suman a las 12.000 camas disponibles para ingresos y de 800 de UCI con respirador. Estos datos hacen que Andalucía sea una de las comunidades menos afectadas hasta el momento por el coronavirus, circunstancia que están permitiendo que sea solidaria con todas las comunidades, como con la donación de 22 respiradores a la Comunidad de Madrid.

«Las medidas aplicadas muestran que el Ejecutivo andaluz gobierna para los ciudadanos y que siempre está a su lado. Andalucía cuenta con un Gobierno que no da síntomas de debilidad a pesar de las circunstancias«, han resaltado desde el Ejecutivo autonómico.

Medidas sanitarias

– Diseño de un prototipo de respirador. El dispositivo se puede fabricar en un tiempo estimado de dos horas y ha dado resultados satisfactorios tras más de 24 horas en funcionamiento. Creado por un equipo multidisciplinar compuesto por profesionales sanitarios de los hospitales universitarios Regional de Málaga y Virgen de la Victoria, científicos del Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA) e ingenieros de la Universidad de Málaga consigue suministrar oxígeno al paciente mediante conducción y no oxígeno de ambiente.

– Entrega de medicación a domicilio a pacientes frágiles o con dificultad de desplazamiento durante la situación de crisis sanitaria en colaboración con el Consejo Andaluz de Farmacéuticos. La dispensación a domicilio será supervisada por una persona titulada en Farmacia y se respetará la normativa de protección de datos y las medidas preventivas de salud pública. La dispensación a domicilio no podrá suponer coste añadido alguno en relación con la aportación económica que corresponda a la persona destinataria.

– Una partida extraordinaria de 100 millones de euros para gasto sanitario. Se han preparado dos planes de contingencia que contemplan dotar a las provincias con 26.000 camas más, procedentes del propio Sistema Andaluz de Salud, de hospitales privados y una parte también de instalaciones que podrían ser medicalizados en menos tiempo.

– Contratación de 1.400 profesionales sanitarios de refuerzo junto. Desde que comenzó la legislatura, el gasto en sanidad en Andalucía ha crecido un 12% con 4.600 profesionales más que hace un año y medio, según la Junta.

– Suspensión de todas las cirugías no oncológicas que necesiten UCI, reservando su disponibilidad ante las posibles necesidades de pacientes afectos por el coronavirus. Disminución, aplazamiento o suspensión de las cirugía mayor y cirugía menor ambulatorias, en función de la disponibilidad del personal asistencial y la situación epidémica local. Se mantienen las primeras visitas y las pruebas para primer diagnóstico de patologías potencialmente graves, así como el seguimiento de los embarazos.

– EPES y Salud Responde mantiene su actividad al cien por cien y se están potenciando las herramientas de atención automática. Además, las empresas de ambulancias privadas quedan bajo la coordinación de EPES.

– Se establecerán circuitos a través de Salud Responde para minimizar la presencia de los pacientes en los centros de salud (renovación de recetas y otros trámites en estudio).

– Se autoriza a los gerentes de distritos, áreas y hospitales para contar en los cuadrantes de trabajo con aquéllos liberados sindicales que soliciten su reincorporación temporal a la actividad del sistema sanitario público de Andalucía.

Residencias de mayores

– Dotación de un banco de recursos de edificios y empresas prestadoras de servicios que puedan hacer frente ante determinadas eventualidades.

– Se facilitarán todos los medios profesionales y materiales que sean necesarios.

– Se va a dotar de cuatro centros medicalizados para personas mayores que estarán ubicadas en las provincias de Cádiz (La Línea), Granada, Sevilla y Málaga. Estos centros serán utilizados como refuerzo de los recursos residenciales de personas mayores.

– Se pondrán en marcha las indicaciones oportunas para organizar el aislamiento en las residencias que incluyan los casos o sospecha de casos, resolver dudas, orientar la asistencia y coordinar alertas con equipos sanitarios para la atención presencial cuando sea necesario.

– En aquellos casos que, por su complejidad o condiciones clínicas, lo requieran, se activará la atención médica presencial procedente de centros de salud, de urgencias o de servicios especializados hospitalarios.

Investigación

La Consejería de Salud y Familias va a poner en marcha un programa de investigación que contribuya a generar evidencias científicas de tratamientos para otras patologías que incidan positivamente en el pronóstico de Covid-19.

El programa pretende financiar proyectos de investigación controlados de intervención terapéutica en cualquiera de sus fases (ensayos clínicos fase I, II o III) o estudios observaciones sobre el impacto clínico de las estrategias de tratamiento.

La sanidad andaluza busca evidencia de tratamientos que ya se utilizan para otras enfermedades que mejoren el pronóstico y evolución de los pacientes con Covid-19 y está dirigido a investigadores de la Red andaluza de investigación clínica en enfermedades infecciosas. Este programa está alineado con las iniciativas puestas en marcha a nivel nacional y europeo.

Lo último en España

Últimas noticias