Un padre huye con su bebé en brazos de un fuego provocado por los CDR que amenaza su domicilio

Una de las imágenes más dramáticas de la noche vivida en Barcelona este miércoles es la de un padre desesperado huyendo de su casa con su bebé en brazos por temor a que una de las hogueras provocadas por los CDR afectara a su domicilio.

La concentración convocada por los independentistas catalanes ante la Consellería de Interior ha terminado como se esperaba: con nuevos disturbios. Los CDR se han dedicado a sembrar el caos, levantando barricadas, quemando coches y montando hogueras por las calles aledañas al edificio oficial de la Generalitat.

Una de esas barricadas ardiendo ha provocado escenas de pánico entre los vecinos del Eixample, que incluso han intentado sofocar las llamas desde sus casas con cubos de agua. En concreto, en la calle Roger de Flor, donde un muro de fuego ocupaba la vía de una acera a la otra, quemando coches, árboles y amenazando comercios y viviendas.

La imagen más cruda de la noche ha sido la de un padre que ha tenido que echarse a la calle con su bebé en brazos. El hombre, con un crío de pocos meses, ha huido de su casa. Al fondo de la imagen se ve cómo las llamas se apoderan de la calle y amenazan con prender los edificios colindantes a la barricada.

La desesperación de este vecino se ha tornado en insultos y en rabia contra los violentos independentistas que han provocado los gravísimos altercados de esta noche: "¡Hijos de puta!", decía el hombre ante aquellos que le pedían comprensión.

Pero éste no ha sido el único momento de tensión de la noche. Un hospital infantil, cercano a la zona de la Consellería, se ha visto también afectado por el humo negro de una de esas barricadas levantadas y prendidas por los independentistas a los que Torra alienta desde el Palacio de la Generalitat.

Los médicos y los familiares de los pacientes han salido a la calle, ante el hospital han mostrado su indignación mientras los bomberos, desbordados, intentaban sofocar las llamas para que el humo dejara de penetrar en el centro hospitalario.

Coches ardiendo, calles cortadas llenas de papel higiénico, motos destrozadas y los Mossos cargando contra los violentos. Mientras Barcelona ardía, Pedro Sánchez ha comparecido públicamente para exigir a Torra y su Govern que condenen la violencia. Pero no ha anunciado medidas más duras, más concretas para frenar la oleada violenta en Cataluña.

"¡Qué rabia!"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha compartido en su cuenta de Twitter la imagen de este padre desesperado. "No hay derecho. ¡Qué rabia tan grande siento al ver estas imágenes!", ha escrito el líder de Cs, que ha añadido: "Un padre evacuando a su bebé ante el tsunami de violencia y fuego de los radicales separatistas en Barcelona".

Y es que este mismo miércoles, Rivera mantenía un encuentro con Pedro Sánchez en el Palacio de la Moncloa para valorar los incidentes de los últimos días en Cataluña. Por eso, Rivera ha añadido en su mensaje que "o el Gobierno actúa ya o lamentaremos muchas desgracias", advertía Albert Rivera.

Lo último en España

Últimas noticias