Noticias

El sin techo adicto a las drogas que se hizo millonario con unos zumos saludables

Khalil Rafati, dueño de SunLife Organics
0 Comentar

Hace trece años Khalil Rafati era un sin techo, adicto a la heroína, con sobrepeso y con un aspecto totalmente demacrado. Hoy es el propietario de la empresa de zumos saludables SunLife Organics, que ha ido expandiendo su negocio por seis lugares distintos de Los Ángeles. Entre la lista de clientes de su bebida se encuentran el vocalista de Red Hot Chili Peppers o el actor David Duchovny. También son conocidas las largas colas que hay para hacerse con estos zumos, que reciben nombres curiosos como ‘El Feliz’ o ‘El Elixir de la vida’.

En apenas cinco años este estadounidense de 46 años ha conseguido crear un negocio de primer nivel a base de los zumos, que también le han servido para salvar su vida. Incluso tuvo tiempo para escribir sus memorias personales, que llevan el título de ‘Me olvidé de morir’, en donde cuenta muchos detalles de su vida.

Su llegada a Los Ángeles le sirvió para pasar página de una infancia plagada de abusos sexuales y rápidamente encontró la manera de alcanzar el éxito con un negocio de coches deportivos. Sin embargo, las drogas como la heroína y la ketamina formaban parte de su vida, estando muy cerca de la muerte en 2001 cuando sufrió una sobredosis en una fiesta en Malibú. Los médicos le salvaron la vida, pero al año siguiente también salió airoso de un tiroteo.

En 2003 tocó fondo tras ingresar en prisión. Eso le hizo cambiar por completo. Empezó a dedicarse a partir de ahí a su cuerpo y salud. Un amigo le presentó este zumo y los resultados no se hicieron esperar en su organismo. Eso le sirvió para empezar a fabricar sus propios zumos para los pacientes del Centro de Recuperación de Riviera, una entidad de ayuda con los más desfavorecidos. Fue allí donde inventó el batido Wolverine, una bebida que tenía al plátano como protagonista y que serviría de producto estrella de la compañía Sun Life.

Tal y como recoge el Daily Mail, sirvió para rejuvenecer y dotarles de más energía a los pacientes. Pero la noticia de los resultados de estos batidos también se propagó por el resto de Malibú. Muchas personas llegaron a la costa para interesarse por su creación y él empezó a ser consciente de lo buenos que eran para la salud de la gente. A partir de ahí supo que tenía que montar el SunLife Organics.

A través de esta firma comercializa más de una treintena de zumos, batidos, helados, yogur helado, batidos de proteínas y café. Los ingredientes de sus bebidas cuentan con toques de agua alcalina, diente de león y sal rosa del Himalaya. A la hora de buscar personal para sus empresas también reclama la atención de personas que pasaron por la misma situación que él y que necesitan ayuda.

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas noticias