Turismo en el Valle de Tena

Turineos: las mejores casas rurales en el Pirineo Aragonés

casas rurales pirineo aragonés
El Pirineo aragonés se ha convertido en uno de los lugares turísticos con más crecimiento en España gracias a sus actividades.

El Pirineo Aragonés vive un momento de auge turístico. No sólo la nieve atrae a miles de visitantes cada temporada, sino que la oferta ha empezado a aumentar con el atractivo de un turismo rural, sostenible y de aventura. La estación de Formigal-Aramón ha apostado por rejuvenecerse con una carta de presentación que va más allá del esquí y que incluye actividades de ocio nocturno con la ya famosa discoteca Marchica a pie de pistas.

En contraste con esta opción, los promotores locales están impulsando una alternativa para que las familias no se espanten ante el ruido de los altavoces con un tipo de turismo diferente a lo ancho y largo del Valle de Tena. En este emplazamiento encontraremos con una mayor variedad para disfrutar de actividades muy diversas como la visita a iglesias Mudéjares, hacer tirolina en un entorno único, incursionarse en pueblos abandonados, disfrutar de spas increíbles o experimentar una gastronomía donde el ternasco local o la carne de ternera son absolutos protagonistas. Todo ello en un entorno único con casas rurales de lujo en el Pirineo aragonés y con la ayuda de una agencia experta en la zona como Turineos.

casas rurales pirineo aragonés
Sallent de Gállego es uno de los pueblos con más encanto del Pirineo Aragonés.

A escasos kilómetros de Formigal, pueblos como Sallent de Gállego o Biescas buscan crecer de la mano de otro tipo de atractivos diferentes a la nieve y que pueden convertirse en un complemento perfecto para visitar una semana un vasto lienzo de montañas preciocistas y únicas. A menos de cinco horas de Madrid, a escasas cuatro horas del País Vasco o a menos de cuatro de Barcelona existe un paraíso por descubrir, el Pirineo aragonés rebrota como uno de los parajes más bellos de España.

Esquí en estado puro

La estación de Formigal se ha convertido en una de las referentes de Europa gracias a sus más de 130 kilómetros esquiables. El complejo ha vivido múltiples ampliaciones en los últimos 20 años que lo han convertido en un paraíso de aquellos a los que les encanta la adrenalina del esquí con pista de nivel experto predominando en el ambiente. No en vano, las pistas de mayor nivel –las famosas negras– se presentan en el número más elevado con 38, mientras que 33 rojas colman unas pistas que aúnan diversión y nivel.

Turineos: las mejores casas rurales en el Pirineo Aragonés
Las pistas con gran desnivel hacen las delicias de los amantes del snowboard.

 

Para que nada falle nosotros elegimos para los forfaits a Viajes Estiber, unos referentes en el sector del esquí con oficinas en las estaciones más representativas de España, Andorra y Francia. Mientras que Boutique Nepal, una de las tiendas con mayor variedad de equipo de todo el Pirineo Aragonés, nos impresionó con su gran variedad de esquís y tablas de snow de última gama.

Como punto positivo hay que destacar la facilidad de acceso a las pistas a través del transporte público con autobuses que te dejan a los pies de los remontes siendo una de las redes más eficientes de Europa. En contraste, podemos decir que a la estación le falta fiabilidad a la hora de abrir sus pistas no permitiendo la práctica del esquí si no se dan las condiciones óptimas.

Rutas con encanto para todos

El esquí, pese a ser el gancho, no ocupa todo el abanico de posibilidades que esta zona puede dar al visitante. Cada vez están más en auge los planes alternativos y entre ellos un servidor puede recomendar un póker de ellos que seguro atraen a más de uno.

¿O es que nadie ha soñado alguna vez lanzarse al vacío desde una tirolina con el pirineo de fondo? Este tipo de actividad la realizan en Hoz de Jaca y te evocará la misma adrenalina que tirarte por una pista negra de Panticosa. Una gozada para los sentidos que harán que se te pongan los pelos de punta.

Turineos: las mejores casas rurales en el Pirineo Aragonés
La tirolina en Hoz de Jaca es simplemente espectacular.

Pero tanta adrenalina hay que rebajarla y qué mejor lugar que un spa para calmar toda la tensión. En nuestro caso recurrimos al de Aguas Limpias en Sallent de Gállego, el más cercano a Formigal. Con un precio competitivo de 25 euros la tarde, no habrá músculo que no quiera repetir un relax así. Tampoco te pierdas en este pueblo una visita a la tienda del anticuario, un lugar que te trasladará en el tiempo y donde te querrás llevar todo.

Si, en cambio, lo tuyo es no parar te recomendamos las rutas por el Serrablo  –con Atrévete a pederte– donde podrás disfrutar de más de una docena de iglesias Mudéjares en perfecto estado de conservación y que actualmente se usan para bodas y eventos. Tu Instagram reventará a likes porque cada una guarda una arquitectura personal que te envuelve. Por si fuera poco, algunas de ellas se encuentran en pueblo deshabitados a los que se puede llegar caminando. Por aventura que no sea.

La gastronomía por bandera

Quizá está poco valorada la gastronomía del Pirineo y no será porque no tienen un materia prima de calidad. Hablamos del templo de la carne y concretamente del ternasco y la ternera. La noche y el día en cuanto a sabor, un placer en el paladar difícil de olvidar. El sueño de una parrillada perfecta convertido en realidad.

casas rurales pirineo aragones
La carne del Pirineo aragonés destaca por su extrema calidad.

En Sallent o Biescas, lugares culinarios por excelencia, no encontrarás minimalismos, cocina sintética ni grandes presentaciones. Olvídate de ello porque aquí sacan músculo con la cocina de toda la vida, recetas caseras, abundantes y sobretodo hechas con mucha paciencia y esmero.

En Casa Faure disfrutarás de una carne de nivel único. Antiguamente tenían una carnicería y saben de lo que hablan cuando ponen a sus clientes lo mejor, como un ternasco que quita el hipo. Por su parte, Casa Juan de Biescas es un templo culinario conocido por muchos viajeros y donde destaca la frescura de sus productos como las setas y también el chuletón fileteado.

La casa rural de tus sueños en el Pirineo

En el centro de Sallent, como su antiguo propietario Fermín Arrudi –conocido como el gigante de Sallent por sus 229 centímetros de altura– emerge una de las casas rurales más grandes y espectaculares que existen en el Pirineo aragonés. Un lugar que te dejará sin hipo, gracias a unas instalaciones de primerísimo nivel.

casas rurales pirineo aragones
La Casa Natal del Gigante de Sallent es un emblema dentro de las casas rurales del Pirineo aragonés.

Conocida como la Casa Natal del Gigante, este emplazamiento rural en el corazón de Sallent cuenta con una capacidad para ocho personas distribuidas en cuatro habitaciones cada una con cuarto de baño, además de un salón gigantesco y una mesa de hace dos siglos y donde el gigante y su familia compartían mesa y mantel en su época. Sin olvidarnos de la existencia de una bodega y una habitación donde poder dejar todo el material de esquí. Las vistas al lago Lanuza y las montañas son sencillamente impresionantes para un emplazamiento preparado para acoger turismo tanto en verano como en invierno gracias a la variedad de turismo existente.

Puedes reservar online esta casa rural de leyenda a través de su página web. Su anfitrión, Pedro Almañac, y las anfitrionas de Turineos, Mapi Sangorrín y Stella Cajal, propietarias de esta pequeña agencia de turismo rural de lujo, estarán encantados de darte la bienvenida a la Casa Natal del Gigante, además de estar a su disposición durante toda tu estancia en el Pirineo Aragonés.

El esquí es la excusa para venir al Pirineo Aragonés, pero todo lo que lo envuelve en el Valle de Tena es una bendición. Pocas veces en tan pocos kilómetros encontrarás semejante oferta de ocio, cultural y gastronómico. Con gente auténtica y cercana, con la ilusión de convertir este lugar en un lugar de referencia en España.

Lo último en Viajes