Viajes

Una localidad que se ha convertido en un auténtico reclamo turístico

¿Qué ver en Friburgo? Descubre los encantos de la ciudad alemana

Friburgo
¿Qué ver en Friburgo Descubre los encantos de la ciudad alemana
0 Comentar

Alemania se enmarca como uno de esos países en los que la belleza de su capital deja al margen a todos los demás territorios. La Puerta de Brandenburgo, el Muro de Berlín o el edificio del Reichtag son algunos de los puntos clave de un país lleno de historia y que se ha convertido en una de las capitales del modernismo. Pero no por ello debemos obviar territorios tan bellos como la ciudad de Friburgo. Una localidad en la que hemos querido fijarnos para resaltar sus destinos más famosos.

Hace poco hablábamos de la Selva Negra alemana y de la gran cantidad de cualidades que presentaba este territorio. Pues bien, Friburgo de Brisgovia, nombre oficial de la ciudad, no tiene nada que envidiarle a este destino. Con una ubicación perfecta, un ambiente universitario animado y una gran cantidad de monumentos, Friburgo tiene todas las papeletas de convertirse en uno de esos lugares que tienes que visitar al menos una vez en tu vida.

Una ciudad llena de puntos clave

Friburgo
La zona antigua es una de las partes más bonitas

Friburgo es mucho más que la típica ciudad escondida entre montes. Esta localidad alemana se enmarca como uno de los lugares en los que no hace falta ni mapa ni GPS, únicamente tener tiempo para perderse entre un vaivén de calles empedradas y grandes edificios históricos de los que merece la pena disfrutar.

Comenzamos por la zona de Rathausplatz, un punto clave de la ciudad en el que pueden localizarse los dos ayuntamientos de Friburgo. El Antiguo que data del siglo XVI y fue añadiendo cada vez más edificios con el paso de los año a cada cual de mayor belleza. Y el Nuevo, construido  en el año 1896 y que puede definirse como un espectacular edificio renacentistas que sirvió muchos años como claustro principal de la Universidad de Friburgo. Actualmente, hace las veces de Facultad de Anatomía aunque no creo que los estudiantes estén tan contentos a la hora de escuchar cada día su histórico carrillón.

Aunque si por algo Rathausplatz se ha convertido en una de las zonas más frecuentadas por los visitantes es porque desde 2007 reside allí la oficina de Turismo e Información. Un punto clave para cualquier viajero con ganas de aprender sobre la historia de la ciudad.

La catedral preside Friburgo

Friburgo
La Catedral sobresale entre los edificios de la ciudad

Un renglón a parte se merece la espectacular Catedral de Friburgo. Un lugar conocido como Münsterplatz que sobresale con belleza entre los antiguos edificios que conforman la población. Construida en el siglo XIV y definida como una de las perlas del estilo gótico, esta famosa edificación se caracteriza por el color rojizo de sus paredes y un campanario de más de 115 metros de altura. Las gárgolas y las agujas hacen el resto para lograr una cuidada decoración que dejará con la boca abierta a los más apasionados por la arquitectura de la Antigüedad.

En el interior de la Münster (Catedral) destacan las coloridas vidrieras, y ese ambiente ceremonial tan propio de las grandes construcciones de la historia que pocos lugares del mundo pueden ofrecer. Las vistas desde el interior son aún más espectaculares, ya que pueden verse las impresionantes formas de una estructura piramidal hecha al milímetro. Sin duda, una auténtica preciosidad que se encuentra a la altura de otras tan famosas como Notre Dame o la Sagrada Familia.

La localidad de las puertas

Friburgo
Puerta de Martinstor

Friburgo y sus puertas. Tranquilo, no vamos ha hablar de clases de madera ni nada parecido sino de unas construcciones tan bellas como estratégicas. Muchas de ellas se utilizaban con una utilidad defensiva, como la Puerta de los Suabos. Otras, como la Puerta de Martinstor, se enmarca como una verdadera obra arquitectónica de ocho siglos de antigüedad. Sin olvidarnos de la Puerta de Breisach. Una construcción que se define como la única puerta conservada de las murallas barrocas de 1677. Todo un hito de la construcción.

A la hora de alojarse, los hoteles de Friburgo no disponen de unos precios muy altos. Pero muchos de los turistas que llegan a la zona prefieren pasar unos días en los camping de la zona. Cabe destacar, que esta localidad se encuentra muy cerca de la Selva Negra por lo que la tranquilidad que se respira entre sus bosques es más que apetecible para un visitante con ganas de desconectar.

Noticias relacionadas

Lo más vendido

Etiquetas

Últimas noticias