Meryl Streep confiesa que “El diablo viste de Prada” cambió su forma de actuar

Para la oscarizada actriz fue muy deprimente interpretar a Miranda Priestly.

El diablo viste de Prada
"El diablo viste de Prada" (20 Century Fox)
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Para muchos cinéfilos y cinéfilas, Meryl Streep es la mejor actriz de la historia. La ganadora de 3 premios de La Academia y nominada 21 veces a los Oscar causa sensación con cada nueva interpretación y personaje al que da vida. Su forma de actuar viene condicionada, en parte por El método. La construcción psicológica de la escuela de interpretación heredada de Konstantín Stanislavski. De dicho estilo de interpretación se hacen valedores otros muchos grandes actores como Marlon Brando, Marilyn Monroe o James Dean. Sin embargo, aunque la metodología del director de teatro ruso le ha otorgado a Streep múltiples alegrías en forma de premios, no ha vuelto a actuar de esa forma desde su personaje de Miranda Priestly en El diablo viste de Prada.

En una entrevista para Entertainment Weekly, Meryl Streep aseguró que interpretar a la malvada directora de la revista de moda fue horrible. La actriz llevo al extremo la interpretación hasta el punto de apartarse de cualquier actividad del equipo cuando las cámaras no estaban grabando. “Podía escuchar a todos mecerse y reír ¡Estaba tan deprimida! Pero bueno, me dije: Es el precio que pagas por ser el jefe. Esa es la última vez que intenté algo con el Método”, afirmaba Streep.

Por su parte Anne Hathaway, quien interpretaba a la asistente protagonista del personaje de Streep, siempre ha dicho que nunca le hizo sentir “intimidada” a pesar de que El método sea un modo algo agresivo en ciertos aspectos fuera del rodaje. Ejemplo claro, de que el sistema de actuación no es del agrado de todos son las declaraciones que recientemente hizo el actor Martin Freeman, sobre casos como el de Jim Carrey y Man on the moon. Al menos Meryl Streep puede quedarse tranquila con el caso de Hathaway, pues esta siempre se sintió cuidada: “Sabía que cualquier cosa que estuviera haciendo para crear ese miedo, lo apreciaba porque también sabía que ella me estaba cuidando”.

Recordando un caso concreto, Hathaway resalto una escena en la que el personaje de Miranda Prestly le decía “eres tan decepcionante como el resto de chicas tontas”. Era la primera vez que la actriz trabajaba con una figura tan relevante para la escena como Streep, así que Hathaway recuerda que cuando la cámara la miró, la presión realmente le afecto. “Recuerdo haber tenido la experiencia de verla observarme y (Streep) alteró su actuación muy levemente, haciéndolo un poco diferente y sacó más de mí, consiguiendo que rompiera cualquier barrera que hubiese tenido”, aseguraba la asistente de Priestly en El diablo viste de Prada.

Lo último en Cine y Series

Últimas noticias