Facebook

Facebook: Un trabajador de un supermercado limpia los carritos con unos buenos escupitajos

Esta clienta grabó a un trabajador limpiando los carritos con su sistema de protección, es decir guantes y mascarilla, pero usando su saliva a base de escupitajos

Facebook: Un trabajador de un supermercado limpia los carritos con unos buenos escupitajos
Facebook: Un trabajador de un supermercado limpia los carritos con unos buenos escupitajos

Estas imágenes han dado la vuelta al mundo. El coronavirus ha cambiado por completo la forma de afrontar nuestro día a día, algo tan común como ir a comprar se ha convertido en una especie de reto. La desinfección de los supermercados debería ser total, aunque a veces las antiguas costumbres permanecen. Esta clienta grabó a un trabajador limpiando los carritos con su sistema de protección, es decir guantes y mascarilla, pero usando su saliva a base de escupitajos para limpiar. Un hecho del que nadie está a salvo.

Limpia los carritos del supermercado a base de escupitajos

EXCLUSIVE: Cleaner 'spit shines' grocery baskets at Toronto FreshCo

A Toronto woman says she was shocked and sickened at the sight of a cleaner spitting on a towel and wiping down grocery baskets with it at FreshCo. Dilshad Burman with the woman's concerns and the company's response.

Publicada por CityNews Toronto en Jueves, 9 de julio de 2020

El ser humano sorprende en muchos aspectos. Ante la obsesión de este país por usar mascarilla hasta por estar en casa, la higiene que es lo más importante se olvida por completo. Las medidas de seguridad no son eficientes en espacios cerrados donde hay exposición a una cantidad de virus, de forma directa o indirecta.

Este trabajador sacó su instinto primario, aquello que le habían enseñado a hacer, limpiar de forma natural los carritos. Este acto, que todos hemos hecho alguna vez, para limpiar las gafas o el cristal de la ventana, tiene sus consecuencias en la era del coronavirus. Podría estar contagiado y haber contagiado a los clientes que sin saberlo hacen la compra con total normalidad.

De nada sirven todas las medidas de seguridad del mundo, este virus solo se detendrá con la ayuda de todos. La detección precoz de los casos, aislar a los positivos y continuar con el día a día. Pase lo que pase, la responsabilidad no puede estar en manos de un ciudadano, en este caso, un hombre mayor que trabaja para ganarse la vida, los gobiernos son los que deben proteger a las personas y garantizar una sanidad de calidad.

Lo último en Tendencias

Últimas noticias