Costumbres

Trucos para crear un hábito

La repetición de una actividad diaria va formando costumbre. Con estos sencillos trucos para crear un hábito conseguirás esos cambios en tu vida.

¿Cómo crear un hábito?
Los secretos para crear un hábito

Es más sencillo de lo que puede parecer. Solo hace falta voluntad y perseverancia.  La repetición es uno de los principales trucos para crear un hábito, aunque la motivación también juega un papel importante. Muchas veces, para alcanzar una meta debemos ejecutar tareas o comportamientos de manera repetitiva. Son rutinas que nos imponemos para enfocarnos en el logro de un objetivo. Al final los realizaremos automáticamente y sin esfuerzo, pasan a formar parte de nuestra cotidianidad y los ejecutamos casi sin darnos cuenta.

Materializar un proyecto laboral o personal requiere de organización. Pero también en nuestra rutina diaria desarrollar buenos hábitos nos ayuda a mantener las cosas en orden. ¿Cuántas veces no nos hemos propuesto hacer ejercicios, aprender otro idioma o simplemente comer sano? En estas tareas, los hábitos suelen ser indispensables.

Trucos para crear un hábito

  • Lo primero es definir nuestras prioridades. Debemos enfocarnos en un objetivo, en algo que queramos cambiar. Luego podremos comenzar a incorporar las rutinas que nos ayudarán a lograrlo.
  • La recomendación es solo un hábito a la vez. Si nos trazamos varios objetivos al mismo tiempo lo más probable es que fracasemos en el intento. Si decidimos dejar de fumar y a la vez estudiar otro idioma estaremos frente a dos exigencias muy altas. Escojamos una de las dos y trabajemos en función de su logro. Cuando lo consolidemos, podremos empezar con el otro.
  • Establece un plan que incluya horarios, materiales necesarios y hasta recordatorios en el baño, la nevera o el teléfono móvil. Eso le facilitará al cerebro adaptarse progresivamente a esas nuevas costumbres. Guiarnos por esa línea de trabajo evitará que las excusas que seguramente aparecerán en el camino se conviertan en verdaderas barreras.
  • Seamos específicos con lo que queremos. No es lo mismo plantearse hacer ejercicios, que correr durante 20 minutos y ejercitar los brazos o las piernas durante 20 minutos más. Quiero comenzar el día más temprano no es lo mismo que decir quiero levantarme 30 minutos antes.
  • Lo ideal es empezar poco a poco. Si nos proponemos hacer ejercicios, podemos iniciar con 15 minutos y progresivamente aumentar el tiempo hasta llegar a la meta deseada.¿Cómo crear un hábito?

Diversión, medición y recompensa

  • Podemos hacer ese hábito más divertido. Si en lugar de solo correr nos equipamos con los auriculares y la música que más nos gusta, el momento de ejercitarnos será más placentero.
  • Es indispensable medir los progresos de manera periódica. Por las noches, semanal o quincenalmente podemos hacer una revisión. Si hemos fallado, anotar el por qué nos ayudará a identificar los obstáculos que no pudimos superar.
  • Igualmente podemos recompensarnos cada cierto tiempo por los logros alcanzados. Por ejemplo, medir nuestra efectividad semanalmente nos permitirá ver nuestros progresos y festejarlos.

Con estos trucos para crear un hábito te será más fácil llegar a tus objetivos. No te desanimes si fallas en algún momento. Siempre queda la posibilidad de recomenzar y avanzar tras esa meta. ¡Anímate!

Lo último en Salud

Últimas noticias