Cáncer

Tratamientos para el cáncer: tipos de quimioterapia

El cáncer continúa siendo una enfermedad devastadora, que produce muchos fallecidos en todo el mundo. ¿Qué tipo de tratamientos para el cáncer hay en la actualidad?

Tratamientos contra el cáncer
Cáncer y tipos de quimioterapia

El cáncer, en sus distintas variantes, es uno de los males más extendidos entre la humanidad. Para hacerle frente, existen diversos tratamientos que, por lo general, se combinan entre sí. Estos incluyen distintos tipos de quimioterapia, método aplicado en la gran mayoría de los pacientes oncológicos. La opción sugerida por los médicos tratantes dependerá de las particularidades de cada caso. Parámetros que incluyen el avance de la enfermedad o la edad de los afectados, entre otros.

En líneas generales, quimioterapia es la administración de fórmulas químicas con el objetivo de hacer frente a cualquier enfermedad. Sin embargo, este término, junto con la variante ‘quimio’, se utiliza casi de forma exclusiva en pacientes que enfrentan batallas contra agentes cancerígenos.

Quimio, según su objetivo

Para esta clasificación se pueden seguirse dos fórmulas. La primera de ellas es según el objetivo que se persiga con la aplicación del tratamiento. Estos pueden ser: curar o controlar el cuadro clínico, con fines únicamente paliativos.

La mayoría de los especialistas prefieren no utilizar el verbo curar al referirse a los tipos de quimioterapia. En parte porque pueden pasar muchos años hasta que un paciente pueda ser declarado como ‘curado’, sin que existan riesgos de recaídas. Mientras que cuando se habla de “controlar”, el objetivo es impedir el crecimiento de nuevas malformaciones y reducir el tamaño de las ya existentes.

La quimio como paliativo se utiliza en cuadros muy avanzados de la enfermedad. Cuando la opción de curación ha quedado completamente descartada y el control es muy difícil. Ofrecer la mayor calidad de vida posible a los afectados es el fin principal.Tipos de quimioterapia

Tipos de quimioterapia según su método de administración

Existen siete maneras de aplicar estos tratamientos:

  • La primera de ellas es la vía oral. Los pacientes ingieren los fármacos en píldoras, cápsulas o en líquidos. Esta opción permite a los pacientes que las sesiones se realicen en sus hogares.
  • Algunos cánceres pueden tratarse de manera tópica, aplicando cremas, geles o ungüentos directamente sobre la piel.
  • También está la vía intravenosa, por medio de un catéter que se fija sobre el paciente hasta que cumpla el último ciclo de quimio. Dispositivos que permiten la administración de tratamientos complementarios y tomar muestras de sangre.
  • Igualmente se puede aplicar mediante inyecciones colocadas en brazos, muslos o caderas.
  • Las ampollas también pueden aplicarse de forma intratecal. Esto es: entre los tejidos que protegen el cerebro y la médula espinal.
  • Intraperitoneal e intraarterial son las posibilidades restantes.

Los efectos secundarios

La quimio ataca las células que se dividen a ritmo acelerado, característica que las lleva a actuar sobre agentes sanos. Como ejemplos, los encargados de la formación del cabello, dando lugar a los conocidos efectos secundarios.

Sin embargo, una vez concluido el tratamiento, las células no cancerígenas recuperarán su funcionamiento normal.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias