Cirugía estética

¿Qué es la labioplastia y cómo se realiza?

labioplastia
La labioplastia es una operación de cirugía estética cuyo objetivo es reducir los labios vaginales.

Una de las cirugías u operaciones de estética más demandada en los últimos años es la labioplastia. Se basa en una intervención con el fin de reducir los labios vaginales, bien sea por belleza, incomodidad, lesiones u otras razones.

Con esta intervención se gana en autoestima, y además se mejoran las relaciones sexuales. Está englobada en lo que podemos llamar ginecoestética o cirugía íntima, y afecta, en gran medida, a las mujeres.

Causas de practicar una labioplastia

Los labios vaginales pueden variar de tamaño a medida que nos hacemos mayores. Sin embargo, hay múltiples razones que pueden llevar a una mujer a llevar a cabo una labioplastia:

Tras el parto: Un parto algo complicado hace que los labios vaginales cambien de tamaño. Normalmente se tornan más mayores y esto produce algunas incomodidades a la hora de vestir o bien para el día a día.

Por razones estéticas: Cuando los labios son muy anchos es complicado vestir con ropa ajustada porque estos suelen apreciarse más y queda algo feo. Especialmente suele afectar más durante verano cuando las mujerea que tienen este problema llevan bikini o traje de baño.

Reasignación de sexo: Hay otros casos en los que se practica este tipo de cirugía y esto es cuando, por ejemplo, hay una reasignación de sexo. Es el médico quien debe determinar cuándo es preciso llevar a cabo este tipo de operación.

Cómo se realiza una operación de labioplastia

La operación se basa en reducir los labios menores y suele durar 1 hora de media, pero puede variar en función del problema y de las características de cada persona. Hay varios procedimientos, como la cirugía láser, siendo una técnica innovadora y rápida porque hay menos sangrado e inflamación. Como resultado de ello, las cicatrices resultantes son mínimas.

Normalmente, según cada caso, la recuperación suele durar unos 8 días, y debemos seguir las recomendaciones del médico, como no mantener relaciones sexuales en las cuatro primeras semanas tras la operación, no hacer deporte intenso, etc.

Beneficios

Tras esta intervención, se habrán acabado las molestias en las zonas íntimas de las mujeres. Esto suma autoestima y confianza, y sobre todo seguridad y sensibilidad respecto a mantener relaciones sexuales plenas. En definitiva, mejora la calidad de vida de forma general. Aunque todavía no son las cirugías estéticas más importantes, son operaciones que están ganando terreno y la seguridad es la misma que si se hace en otra parte del cuerpo.

Lo último en OkSalud

Últimas noticias